Rehhagel: el nuevo muro (futbolístico) de Berlín | Deportes | DW | 25.02.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Rehhagel: el nuevo muro (futbolístico) de Berlín

El temor al descenso obligó al club de la capital alemana a contratar como entrenador al veterano Otto Rehhagel, famoso internacionalmente por su fútbol defensivo. Rehhagel debutó con una derrota, que debe ser la última.

Otto Rehhagel vuelve a la Bundesliga.

Otto Rehhagel vuelve a la Bundesliga.

El entrenador de 73 años, campeón de Europa en 2004 con Grecia, selección que llevó también al torneo continental de 2008 y al Mundial de Sudáfrica 2010, es –en toda la extensión de su significado- un “viejo zorro” del fútbol alemán. Ha dirigido a los principales protagonistas de la Bundesliga (Bayern Múnich, Bremen y Dortmund), a la que vuelve luego de 11 años y 148 días de ausencia.

Regreso al pasado

El fútbol en Alemania ha progresado rápidamente en está década en la que Otto Rehhagel estuvo fuera del país; los conceptos de un juego agresivo, de veloz transición entre defensa y ataque, y la valoración de futbolistas polivalentes, se impusieron en la Bundesliga a tal punto que hoy es casi imposible no tenerlos en cuenta como parte de su identidad.

El nuevo entrenador del Berlín, en cambio, se caracteriza por su estilo conservador y defensivo, a tal punto que la crítica internacional se refería a Grecia en su momento, cuando él la dirigía, como “una selección que sólo sabe dónde queda el propio arco”, pues sus avances ofensivos eran limitados y esporádicos.

Jugadores de Grecia celebran a su entrenador en 2009, tras ganar un partido contra Ucrania.

Jugadores de Grecia celebran a su entrenador en 2009, tras ganar un partido contra Ucrania.

Para un equipo como el de la capital alemana, cuyo principal objetivo no es ganar algo, sino evitar perder el cupo en la primera división, Rehhagel –por curioso que suene- es una bendición. Luego de cinco derrotas consecutivas, en Berlín se darán por satisfechos si la derrota sufrida este sábado es la última. Esa es la misión del nuevo entrenador.

Las metas en Berlín se han reducido al mínimo, y un entrenador que juega a lo mínimo es perfecto. “Yo no vine a hacer grandes cambios, yo vine a defender el cupo en la primera división y no pretendo montar con el equipo un espectáculo”, ha declarado a manera de advertencia Rehhagel.

Muro futbolístico

El entrenador anunció que el Berlín que presentará en las canchas alemanas se caracterizará por su “disciplina”, que traducido al lenguaje del fútbol significa –recordando el ejemplo griego- pararse firme de la mitad de la cancha hacia atrás con la tarea de rechazar y destruir el juego del rival; en ataque, cuando éste se produzca, la máxima es explotar el pelotazo en busca de encontrar a un delantero libre y bien posicionado.

En declaraciones a la revista de fútbol alemana “Kicker”, Rehhagel satirizó los conceptos del “nuevo fútbol” de la Bundesliga. diciendo: “aquí se exagera con todas esas cosas de los sistemas tácticos con mucho fanatismo. ¿Y de qué sirve todo eso cuando se pierde? En ese caso uno llega a casa y la mujer lo mira a uno mal”.

Para unos, Rehhagel es un entrenador del pasado; para otros, uno que nunca pasa de moda. Lo cierto es que Berlín, con su contratación, no se convertirá pronto en una atracción del fútbol mundial, a no ser que –como después de la reunificación de Alemania- los turistas quieran darle un vistazo al “muro futbolístico” que el pretende crear; o a sus ruinas, en caso de que el proyecto fracase y al final el club capitalino termine descendiendo.

Autor: Daniel Martínez

Editora: Emilia Rojas

DW recomienda