1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

“Regularizado” hombre que perdió brazo cuyos jefes tiraron a la basura

El gobierno español decidió “regularizar” al inmigrante boliviano sin papeles que perdió un brazo en la panificadora en la que estaba contratado ilegalmente y cuyos jefes tiraron el miembro cercenado a la basura. Franns Rilles ha sido regularizado "por razones extraordinarias", anunció la vicepresidenta primera del gobierno, María Teresa Fernández de la Vega. La fiscalía había solicitado por la mañana al Ejecutivo que concediese la residencia temporal a Franns Rilles, cuyo caso ha conmocionado a España. Los jefes del inmigrante, de 33 años, tiraron a la basura el brazo amputado y abandonaron al hombre a 200 metros del hospital, según su relato, conminándolo a que no dijese cómo había sufrido el accidente.

Franns Rilles no era el único que trabaja sin contrato y cobrando un sueldo de 700 euros por 12 horas diarias de trabajo. "En las actuaciones iniciales que se han llevado a cabo, parece que había tres personas más en esas condiciones", dijo por su parte el delegado del gobierno en Valencia.

La prensa española da detalles de las condiciones en las que trabajaba Franns Rilles y de la reputación de sus empleadores. Según el diario "El País", que cita un informe de la Inspección de Trabajo, la amasadora con la que trabajaba el boliviano tenía irregularidades graves, como el hecho de que se hubiera anulado "el sistema de parada automática". El diario "El Mundo", por su parte, afirma que los tres empresarios dueños de la panificadora eran conocidos como "Los veneno" y que se aprovechaban de los inmigrantes sin papeles para tener mano de obra gratis.

El delegado del gobierno en Valencia aseguró que "todo el peso de la ley va a recaer sobre los autores de los hechos, en la medida en que los ámbitos judiciales y administrativos los confirmen". dpa