1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Registros por falseamiento de actas sobre atacante de Berlín

La Fiscalía de Berlín efectúo registros en oficinas y domicilios de varios policías por un presunto falseamiento de actas sobre el yihadista tunecino Anis Amri, autor del atentado contra un mercadillo navideño berlinés.

El objetivo de los registros es establecer responsabilidades en los errores cometidos en la vigilancia de Amri y tratar de esclarecer si podría haberse evitado el atentado, cometido con un camión robado con el que el terrorista se lanzó sobre la zona peatonal y mató a doce personas en el centro de Berlín.

Fuentes de la Fiscalía confirmaron estas operaciones, después de que el diario popular "Bild" publicara que desde el viernes se han estado efectuado distintos registros, donde se incautaron teléfonos móviles, ordenadores personales y documentos.

El Gobierno regional berlinés aprobó la semana pasada la creación de una comisión de investigación parlamentaria para analizar los fallos y presuntas irregularidades policiales en el caso de Amri. Se sospecha que hubo una manipulación de documentos por parte de funcionarios de la Oficina Regional de Investigación Criminal para presuntamente tratar de ocultarse errores de las fuerzas de seguridad.

Lea también:

“Caso Amri”: ¿qué ató de manos a Alemania?

El tunecino era investigado por tráfico de drogas y presuntamente habría sido posible ordenar su ingreso en prisión antes de que cometiera el atentado. Esta oportunidad desperdiciada de detener a Amri se suma a otras irregularidades ya constatadas en el seguimiento policial del terrorista, al que se había llegado a seguir durante meses, lo que azuzó el debate político en Alemania tras el atentado.

El ataque yihadista -el primero de grandes dimensiones perpetrado en Alemania- se produjo el 19 de diciembre, cuando Amri irrumpió con un camión de gran tonelaje en un concurrido mercado navideño en la Breitscheidplatz y atropelló a decenas de personas hasta que el vehículo se detuvo. El tunecino, al que se le había negado el asilo en Alemania, fue abatido días más tarde en Milán, Italia (efe).

DW recomienda