1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Registran propiedades de expresidente brasileño por caso Petrobras

La Policía Federal realizó registros en las residencias y empresas del expresidente brasileño Fernado Collor de Mello, uno de los investigados por el gigantesco escándalo de corrupción en la petrolera estatal Petrobras.

El registro policial domiciliario se llevó a cabo en las residencias de Collor de Mello en Brasilia y Maceió, capital del nororiental estado de Alagoas. El canal de televisión TV Gazeta de Alagoas, propiedad de la familia Collor de Mello, también fue objeto del registro policial.

El nombre del expresidente y senador Collor de Mello (en la imagen) fue citado en las declaraciones a la Justicia del dueño de casas de cambio Alberto Youssef, apuntado como uno de los operadores de la red de corruptelas y quien hizo un acuerdo de delación premiada a cambio de una reducción de su condena.

Registros en seis estados y capital

En total, la nueva fase del operativo policial en el proceso de investigación por el caso Petrobras se realiza este martes (14.07.2015) en el distrito Federal de Brasilia y seis estados (Bahía, Pernambuco, Alagoas, Santa Catarina, Río de Janeiro y Sao Paulo) con el cumplimiento de 53 órdenes de allanamiento.

El expresidente es uno de los cincuenta políticos investigados por el caso y entre los que figuran también los presidentes de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, y del Senado, Renán Calheiros, ambos dirigentes del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), que encabeza el vicepresidente del país, Michel Temer.

La corrupción en Petrobras ha llevado a la detención de decenas de empresarios, exdirectivos de la petrolera y políticos, entre los que figura el extesorero del gobernante Partido de los Trabajadores (PT) Joao Vaccari.

Primer presidente electo tras dictadura

La policía afirma que las empresas privadas implicadas obtenían contratos amañados con Petrobras, inflaban los precios y repartían las diferencias entre algunos directores de la empresa petrolera y políticos que amparaban esas irregularidades. En ocasiones, según las autoridades judiciales, el dinero se entregaba a los partidos en forma de donaciones legales para campañas, que eran debidamente registradas pero tenían origen ilícito.

Collor de Mello fue elegido presidente de Brasil en 1989, cuando derrotó a Luiz Inácio Lula da Silva en los que fueron los primeros comicios directos celebrados en el país tras una dictadura que se prolongó 21 años, entre 1964 y 1985.

Asumió el poder en marzo de 1990, pero en octubre de 1992 se vio obligado a renunciar, en momentos en que el Congreso, que se había volcado en su contra en medio de un sonoro escándalo de corrupción, se aprestaba a votar en favor de su destitución.

VC (efe, folha.uol.com.br)