1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Refugiados saltan cerco policial para llegar a Budapest

Las autoridades húngaras interceptaron ayer a 2.700 refugiados que entraron en el país de forma ilegal, unos 500 más que en el día anterior. Ayer llegaron 3.600 nuevos refugiados a Baviera, Alemania.

En el punto de reunión de Röszke, junto a la frontera con Serbia -donde los refugiados tienen que esperar horas y noches enteras antes de ser trasladados a los centros de registro- unos 300 inmigrantes decidieron ayer, lunes (7.9.2015) partir andando por la autopista que conduce a Budapest, pero la Policía los obligó a regresar. Allí, voluntarios tratan de aliviar la situación, repartiendo mantas, comida y bebida.

Durante el día se produjeron intentos de fuga y protestas por parte de los refugiados, que se quejan de que han de esperar mucho, algunos incluso al raso, a que termine el proceso de identificación.

La Policía llegó a usar gases lacrimógenos contra ellos, según algunos medios. Por la noche falleció un refugiado que viajaba con su familia en el automóvil de un traficante de personas que sufrió un accidente en la autopista M1, que va de Budapest a la frontera con Austria, informó el portal "index".

En Alemania, el estado de Baviera anunció ayer la llegada de unos 3.600 nuevos refugiados procedentes de Hungría y Austria, una cifra menor a la anunciada horas antes, informó el gobierno de la región de Alta Baviera. Previamente, las autoridades bávaras habían dicho que para este lunes se esperaban unos 10.000 refugiados, tras las casi 20.000 personas que llegaron a Múnich en un intervalo de 48 horas.

Refugiados quieren llegar a Alemania y Suecia

La inmensa mayoría de quienes entran en Hungría afirman que su deseo es cruzar rápidamente el país hacia Austria y seguir luego hacia otros países ricos, como Alemania o Suecia. El temor de estos inmigrantes es ser identificados y registrados en Hungría, ya que, según la normativa europea, pueden ser devueltos a este país si tratan de cruzar a otro, al ser el primer Estado de la Unión Europea en el que queda constancia de su paso.

Además, los refugiados se quejan de que el trato recibido en Hungría, la falta de información y las dificultades para seguir el viaje hacen de esta escala una de las peores en su periplo desde países como Irán y Siria, atravesando Turquía, Grecia, Macedonia y Serbia.

El primer ministro húngaro, el conservador Viktor Orbán, que ayer visitó la zona fronteriza con Serbia, dijo que hay que acelerar las obras de construcción de la segunda valla, más solida, de 4 metros altura, que se construye detrás de la ya instalada alambrada de metro y medios de altura en la frontera con Serbia. "En las próximas semanas habrá que realizar un trabajo intenso", dijo Orbán, en declaraciones al diario "Magyar idök", publicadas hoy.

Más de 30.000 personas esperan salir de islas griegas

Más de 30.000 refugiados, la gran mayoría sirios que han llegado a Lesbos, están atrapados en las islas griegas a la espera de poder alcanzar el continente, confirmó este martes (8.9.2015) la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

"Al menos hay 30.000 refugiados en las islas griegas, la gran mayoría de ellos en la isla de Lesbos, entre 4.500 y 5.000 en Kos, y el resto en otras islas menores, y todos están intentando llegar al continente", explicó en rueda de prensa Melissa Fleming, portavoz de ACNUR.

CP (efe, afp, dpa)