1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Refugiados: ¿Qué es el “Paquete de asilo II”?

Desde hace meses, los socios de la coalición alemana de Gobierno discuten sobre el derecho de asilo, y ahora llegaron a un acuerdo. ¿Cuáles son las claves de este tema que preocupa a Alemania?

El tema principal de debate desde hace meses entre los responsables políticos de Alemania es, sin duda, el derecho de asilo. Según el jefe del Partido Socialdemócrata (SPD) y vicecanciller federal, Sigmar Gabriel, “no hay crisis de Estado” en Alemania. Sin embargo, admitió que recibir a un millón de refugiados “es un enorme desafío”. Hoy se reunieron en Berlín la canciller, Angela Merkel, Sigmar Gabriel y el jefe de la Unión Social Cristiana (CSU), hermana bávara de la Unión Demócrata Cristiana (CDU), Horst Seehofer, para discutir y hallar un acuerdo sobre el “Paquete de asilo II”. Si bien en estos momentos en Alemania no todo marcha sobre ruedas, se cometen errores y se discute mucho, Gabriel dijo que esperaba que en la reunión de hoy “se de claramente un paso hacia adelante”. Y ese paso por fin pudo darse este jueves (28.1.2016).

¿Podrán traer los refugiados a sus familias?

En el debate entre los jefes de los tres partidos alemanes de coalición (SPD, CDU y CSU), lo más importante fue el llamado “Paquete de asilo II”, cuyos puntos principales ya se fijaron en octubre del año pasado. El tema central era la creación de nuevos centros especiales de acogida de refugiados en los que se procesarían rápidamente las solicitudes de asilo de personas provenientes de países "seguros", que tienen pocas probabilidades de obtenerlo. Además, se planeaba que, en el futuro, los solicitantes de asilo pagaran una parte de su curso de integración. En la reunión de hoy se decidió finalmente crear centros especiales en toda Alemania, donde se alojará a los ciudadanos de países considerados seguros. La lista de esos países se ampliará previsiblemente e incluirá a Marruecos, Túnez y Argelia.

Sigmar Gabriel, vicecanciller alemán.

Sigmar Gabriel, vicecanciller alemán.

La cuestión sobre si se permitiría a los refugiados sirios traer a sus familiares más cercanos a Alemania es de central importancia y el punto principal de discusión en la coalición. El SPD no quería demasiadas limitaciones y luchó durante mucho tiempo por excluir a los sirios de un endurecimiento de la reunión familiar para refugiados. La CDU, por el contrario, siempre trató de ponerle límites estrictos. De acuerdo con lo pactado hoy, los solicitantes de asilo que obtengan una protección provisoria o "subsidiaria", es decir, los que no obtengan un estatus de refugiados pero reciban protección por razones humanitaris, deberán esperar dos años hasta poder reunirse con sus familias.

¿Qué pasará con los sirios?

En noviembre de 2015, la coalición acordó que se permitiría la reunión familiar solo a los llamados “refugiados subsidiarios”, es decir, a aquellos que no obtengan un permiso de estadía según lo que señalan la Convención de Ginebra y el Derecho de Asilo que figura en la Constitución. Los sirios fueron reconocidos, por lo general, como refugiados de guerra hasta fines de 2015, es decir, que no entran dentro de esa regulación.

Sin embargo, inmediatamente después del acuerdo, el ministro alemán del Interior, Thomas de Maiziere, anunció el fin del reconocimiento general de los sirios como refugiados de guerra y dijo que se comprobaría cada caso en particular, con lo cual ya no tienen derecho a traer a sus familias. A raíz de eso, el SPD retiró su aprobación al “Paquete de asilo II”, que quedó estancado. Ahora, según lo acordado por la coalición de Gobierno, la nueva regulación indica que su reagrupación familiar se suspenderá durante dos años.

Seis mil millones de euros no alcanzan

Angela Merkel, con la ministra de Defensa, Ursula von der Leyen (dcha.) durante la reunión de hoy, 28.1.2016.

Angela Merkel, con la ministra de Defensa, Ursula von der Leyen (dcha.) durante la reunión de hoy, 28.1.2016.

Luego de largas disputas, ahora la propuesta de Merkel y Gabriel ha dado frutos. Pero dado que para que comience el primer año de espera primero se debe haber procesado la solicitud de asilo, seguramente habrá que acelerar el proceso de aprobación de las solicitudes. Para los Estados federados y las comunas, que este demore significa que se responsabilizan también durante mucho más tiempo de brindar alojamiento y provisiones a los refugiados, con lo que sus gastos aumentan aún más. La Federación piensa apoyar económicamente a los Estados y comunas pagándoles 6.000 millones de euros para 2015 y 2016. Pero eso no alcanza, dicen los Estados federados, y exigen más dinero. Habrá que ver qué responden a esto los socios de coalición.

Integración: una tarea hercúlea

Además de hablar de finanzas, en la reunión con la canciller también se trató el complicado tema de la integración. El SPD ya mencionó un “Paquete de integración I” que se comenzaría a elaborar en los próximos meses. “Es tremendamente importante” crear una regulación para la integración de los refugiados, dijo la gobernadora del Estado de Renania-Palatinado, Malu Dreyer (SPD) antes del encuentro con Angela Merkel. Para eso se necesita un programa para invertir en seguridad y en la integración de las personas que llegan a Alemania buscando protección, añadió, “de lo contrario produciremos hoy los problemas de mañana, sobre todo porque no aprovechamos las oportunidades que ofrece la inmigración, y estamos causando una sensación de incertidumbre en la población”.

¿Qué pasará con el límite máximo a la llegada de refugiados?

Reunión sobre las leyes de asilo en Alemania. (28.1.2016).

Reunión sobre las leyes de asilo en Alemania. (28.1.2016).

Tanto durante las conversaciones de los jefes de los tres partidos como en el encuentro entre la Federación y los Estados habrá dos temas sobre los que no se tomarán decisiones, pero que penden sobre el país como una espada de Damocles. Por un lado, la cuestión de poner un límite máximo a la acogida de refugiados. Por el otro, mejorar las seguridad en las fronteras. La canciller debe lograr lo antes posible que se restablezcan la ley y el orden en lo concerniente a la seguridad en las fronteras, pide el Gobierno de Baviera, liderado por la CSU, en una carta a Merkel. Y Baviera incluso amenaza con una demanda ante el Tribunal Constitucional.

Asimismo, la CSU solicita que se fije un límite máximo para la recepción de refugiados que no supere los 200.000 por año. Sin embargo, Merkel y el SPD no están de acuerdo, lo que no quiere decir que no piensen que habrá que reducir, sea como fuere, drásticamente el número de refugiados. Pero si eso se logrará a través de una solución a nivel europeo, o de un acuerdo de deportación con Turquía, o si se hará cerrando las fronteras, será seguramente tema de discusión en los próximas semanas y meses.

DW recomienda