1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Refugiados en la UE: falta dinero y personal

A pesar de la crisis de los refugiados, los Estados miembros de la UE no cumplen sus compromisos. En su lugar, habrá otra cumbre. Bernd Riegert desde Bruselas.

Hace apenas tres semanas, los 28 jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea tuvieron una reunión especial para tratar la crisis de los refugiados y adoptaron una serie de medidas urgentes, que en los documentos publicados tras la cumbre calificaron como “el mayor desafío desde hace décadas”. Un día antes de la próxima reunión de la UE, la Comisión Europea ha elaborado un balance provisional, con el fin de medir la aplicación real de las decisiones. “Me preocupan los agujeros”, dijo el vicepresidente de la CE, Frans Timmermans, quien puso mala nota a los Estados miembros. “A las palabras deben seguir acciones”, dijo ante la prensa en Bruselas.

Promesas cumplidas a medias

Echando un vistazo a las cifras queda claro lo dicho por el comisario europeo: los políticos habían decidido crear un fondo de ayuda para Siria por valor de 1.000 millones de euros. Desde entonces, la CE ha proporcionado la mitad del dinero prometido, es decir, 500 millones. Los Estados querían poner la otra mitad, hasta el momento sólo han llegado 8 millones. Los jefes de Estado y de Gobierno habían decidido financiar el programa de alimentación de las organizaciones de la ONU en los campos de refugiados de Turquía con otros 1.000 millones de euros. Del total, la CE adelantó 200 millones. Entre todos los Estados miembros han aportado 270 millones. Queda, por tanto, más de la mitad de la llamada “ayuda de emergencia” para el Programa Mundial de Alimentos. Además, el fondo de asistencia especial para los países de origen de los refugiados en África sigue completamente vacío, según indica la Comisión Europea.

Un representante del Gobierno Federal alemán en Berlín, que desea permanecer en el anonimato, reconoció que la participación de los Estados miembros de la UE en sus propias decisiones “no es todavía tan pronunciada como desearíamos”. Alemania ha prometido apoyo por valor de 100 millones de euros. Hasta ahora, a Bruselas sólo ha llegado una parte de ese dinero.

Griechenland Kos PK Migration Flüchtlinge Timmermans und Avramopoulos

Los comisarios de la UE Frans Timmermans (derecha) y Dimitris Avramopoulos, durante una rueda de prensa en Kos.

Se busca personal

En el apartado de personal las cosas no van mucho mejor. La Agencia Europea de Fronteras (Frontex) y la Oficina Europea de Apoyo al Asilo (EASO, por sus siglas en inglés) han presentado conjuntamente una solicitud de personal de 1.149 expertos. Estos agentes de policía y funcionarios procedentes de los Estados miembro deben cooperar en los centros de registro y la Patrulla Fronteriza. Tras repetidos llamamientos a los Estados, este miércoles (14.10.2015) sólo habían sido reportadas 129 personas, la mayoría de ellas proporcionadas por Austria. Ahora, los líderes de la UE quieren discutir qué más se puede hacer para llenar estos huecos.

Los puntos calientes crecen lentamente

La CE ve los primeros avances en lo que se refiere a los llamados “puntos calientes”. Estos son, según la definición del equipo de asesoramiento y apoyo de la Comisión, las autoridades de Italia y Grecia que ayudan a registrar a los refugiados, organizan los procedimientos de asilo y se encargan de la distribución de los migrantes en otros Estados miembros. El primer punto caliente que realmente funciona es el que desde hace dos semanas opera en la isla italiana de Lampedusa con personal de Frontex y la EASO. A éste le seguirán otros cuatro en Italia. Mientras, en las islas griegas del Mar Egeo siguen trabajando para poner en marchas otros centros de este tipo. El primero debería estar listo dentro de poco en Lesbos. Sin embargo, el problema de Grecia sigue siendo la falta de capacidad para gestionar la llegada de los miles de refugiados que cada día desembarcan en las islas. Actualmente, Grecia sólo tiene capacidad para gestionar 2.000 solicitudes, la mitad de los refugiados y solicitantes de asilo que llegan diariamente a su territorio.

DW recomienda