1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Reformas polacas en la mira de Bruselas

La Comisión Europea debatirá sobre la situación del Estado de derecho en Polonia. Algunos de sus miembros advierten que Bruselas actuará “en consecuencia” de cara a enmiendas impulsadas por el nuevo Gobierno de Varsovia.

El alemán Günther Oettinger, comisario europeo para la Economía Digital y Sociedad, advirtió este domingo (3.1.2015) que las instituciones europeas actuarán “en consecuencia” ante las decisiones tomadas en Polonia para limitar la independencia del Tribunal Constitucional nacional y reformar la ley de medios públicos, en detrimento de la libertad de expresión y el pluralismo en la comunicación. “Todo apunta a que vamos a tener que activar los mecanismos legales pertinentes”, apuntó Oettinger.

La Comisión Europea (CE) pautó un debate para el próximo 13 de enero en torno a la situación del Estado de derecho en Polonia. La discusión contempla una fase de evaluación del impacto que podrían tener las enmiendas impulsadas por el nuevo Gobierno de Polonia. En la siguiente etapa, la CE ofrecería una opinión formal sobre la materia. El debate es parte de un mecanismo creado en marzo de 2014 para propiciar el respeto del Estado de derecho en los Estados miembros del bloque comunitario.

La CE y Polonia mantienen un “diálogo intenso” sobre este asunto, señaló un portavoz del Ejecutivo comunitario. Hace pocos días, el primer vicepresidente de la CE, Frans Timmermans, dirigió dos cartas a los ministros polacos de Asuntos Exteriores, Witold Waszczykowski, y de Justicia, Zbigniew Ziobro, para pedirles información sobre los cambios en la ley que regula los medios públicos, así como un reporte “completo y adecuado” de las implicaciones que la reforma del Tribunal Constitucional puede tener para “su independencia y funcionamiento”.

Según el diario alemán Frankfurter Allgemeine, el presidente de la Comisión, el luxemburgués Jean-Claude Juncker, busca hacer uso de los instrumentos introducidos en 2014 para establecer un “diálogo constructivo” con un Estado miembro, en caso de que se perciban amenazas contra el Estado de Derecho. Si el Ejecutivo polaco no atiende a las peticiones de Bruselas, se podría abrir un expediente disciplinario por vulneración de los principios fundamentales europeos, instrumento que hasta ahora no ha sido utilizado nunca.

La preocupación de la CE gira en torno a las reformas de la ley de medios públicos y del Tribunal Constitucional, aprobadas por el Gobierno del ultraconservador y nacionalista partido Ley y Justicia que lidera el exprimer ministro Jaroslaw Kaczynski, ganador de las elecciones del pasado 25 de octubre. La formación controla ya ambas cámaras parlamentarias y es el partido al que pertenece el presidente del país, Andrzej Duda. La enmienda de la Carta Magna ha encendido las alarmas de la oposición liberal polaca y de Bruselas.

ERC ( EFE / dpa / Reuters )

DW recomienda