1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Reforma fiscal, control bancario estatal y salario mínimo, la plataforma electoral de La Izquierda

El fin de semana pasado fue el SPD. Ahora le tocó al Partido La Izquierda debatir y presentar su programa electoral de cara a la próxima votación federal. Reforma fiscal y salario mínimo son los pilares de la propuesta.

default

Lafontaine (izq.) y Lothar Bisky, líderes de La Izquierda.

"De manera conciente, no me limito a la demanda de estatizar los bancos“, dijo Lafontaine el sábado (20.06.09) durante el congreso del Partido La Izquierda celebrado en Berlín. “Aunado a esa medida debe producirse una fuerte regulación del mercado financiero, que bajo las condiciones actuales es capaz de tragarse incluso a los bancos de propiedad estatal”.

De acuerdo con el dirigente, sólo el Estado es capaz de impedir “los negocios criminales con paraísos fiscales”, las operaciones financieras que escapan a los libros contables y el comercio con valores “tóxicos”.

Oskar Lafontaine Wahlparteitag Die Linke

Oskar Lafontaine presentó la plataforma de la campaña de su partido en Berlín.

El discurso de Lafontaine fue recibido con aplausos. El líder de La Izquierda defendió además la propuesta de un salario mínimo de diez euros por hora, lo cual, según él, rebasa por poco el nivel de este tipo de retribución en otros países. Algunos delegados piden aún que la propuesta de salario mínimo se ubique en ocho euros la hora.

100 mil millones de inversiones

Además, La Izquierda propone como parte de su plataforma de cara a las elecciones parlamentarias del próximo mes de septiembre un aumento a 500 euros en la ayuda social a desempleados conocida como Harz IV. También demanda el incremento de las pensiones por jubilación.

En cuanto al desempleo, el partido pretende lograr las condiciones para crear dos millones de puestos de trabajo. ¿Cómo? Con inversiones anuales de 100 mil millones de euros y con la creación de un “fondo para el futuro”, también por 100 mil millones de euros.

Un millón de los puestos de trabajo que La Izquierda quiere prometer a sus electores corresponderían a empleos en el servicio público.

Reforma fiscal

Lafontaine y La Izquierda contemplan la implementación de un impuesto para operaciones bursátiles y otro para “millonarios”. La carga fiscal al salario tendría un tope máximo de 53 por ciento.

“Se trataría de un sistema fiscal más justo por el cual debemos luchar”, dijo el ex ministro federal de Finanzas y ex dirigente del SPD (socialdemócratas). Las promesas de los liberales y los cristianodemócratas son irrealizables porque las arcas públicas están vacías, agregó.

Wahlparteitag der Linken in Berlin

La Izquierda quiere obtener diez por ciento de los votos.

Escarceo con el SPD

Lafontaine dejó en claro que La Izquierda estaría dispuesta a negociar en coalición, si es que el SPD se declarara dispuesto a ello. “No nos negamos a nosotros mismos la posibilidad de una colaboración en el Gobierno”, indicó. Es el SPD el que rechaza tal posibilidad, dijo el líder de La Izquierda.

La meta de este partido político es de obtener diez por ciento de los votos, 1,3 por ciento más que en las elecciones de 2005. En cuanto a la política exterior, Lafontaine reafirmó la demanda de que Alemania se aleje de la OTAN, así como la salida de las tropas alemanas de Afganistán.

EL/gri/uh/ap/dpa

Editor: José Ospina Valencia

DW recomienda