Reforma de legislación sobre posesión de armas: las armas legales también matan | Alemania | DW | 09.05.2009
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Reforma de legislación sobre posesión de armas: las armas legales también matan

Las condiciones para portar armas en Alemania serán más rígidas. Esta es, por lo menos, la intención del Gobierno de Angela Merkel. Pero la efectividad de las medidas que se convertirían en ley son puestas en duda.

default

Las armas legales también matan.

Berlín quiere endurecer las leyes de porte y posesión de armas y prohibir los llamados juegos '”Paintball” en respuesta al último tiroteo en un colegio en marzo de 2009 en el que murieron 16 personas . Paintball son juegos en los que los contrincantes se disparan mutuamente con pelotas de pintura.

Según el preacuerdo del gabinete de la cristianodemócrata Merkel, que incluye al Partido Socialdemócrata (SPD), “este tipo de juegos trivializa la violencia y corre el riesgo de rebajar el umbral de la comisión de actos violentos”. Las infracciones a las nuevas reglas que el gabinete espera aprobar antes de las elecciones generales de septiembre de 2009, podrían conllevar multas de hasta 5.000 euros.

Las armas legalmente registradas también matan

El debate sobre armas portables se prendió en Alemania a raíz del caso del joven de 17 años que mató a 15 personas en la ciudad de Winnenden, en el sudoeste del país, antes de suicidarse. Una masacre que ha conmocionado a muchos alemanes y ha provocado que los principales dirigentes políticos apelaran a un endurecimiento de las leyes sobre armas.

El adolescente disparó a muchas de sus víctimas en la cabeza con pistolas de su padre legalmente registradas. El papá del homicida es miembro de una escuela de tiro y poseía 15 armas en casa. Una de ellas empero, la mantenía en su dormitorio al libre acceso.

No es la primera vez que Alemania busca endurecer las leyes tras una masacre cometida por un escolar. Ya se hizo en 2002, después de que el joven Robert Steinhauser, de 19 años, matara a 16 personas, principalmente profesores, y se suicidara también posteriormente en un instituto de la ciudad Erfurt, en el Este del país.

Controles anunciados no son controles

Los cambios elevaron entonces la edad mínima para poseer un arma a los 21 años, desde los 18, y exigieron a los compradores de armas menores de 25 años presentar un certificado de su estado de salud físico y mental. Las leyes sobre armas ya exigían a los solicitantes someterse a rigurosos exámenes que pueden durar un año.

La nueva normativa propuesta ahora, también otorga a las autoridades más competencias para llevar a cabo controles con los propietarios de armas. Los partidos políticos involucrados siguen empero buscando un acuerdo sobre la probable creación de un registro de armas nacional y están considerando crear cerraduras de seguridad biométrica para los arsenales caseros y de clubes de tiros.

De acuerdo con la nueva propuesta de ley, las autoridades de policía que expiden las licencias de posesión de armas, tendrán tres años para realizar un primer control que consiste, entre otros, en establecer “si la persona necesita el arma o no”. Después de los primeros años, sólo se harán controles puntuales si la situación lo requiere, explica la agencia alemana de noticias dpa.

Registro nacional de posesión de armas por orden de UE

El proyecto de ley pasará el primer trámite de lectura en el Bundestag, el Parlamento alemán, durante los últimos días de este mes de mayo. Antes de ello, las partes tendrán que llegar a acuerdos en varios puntos, dijeron sendos voceros de las fracciones de los partidos en el Gobierno, el cristianodemócrata Wolfgang Bosbach y el socialdemócrata Dieter Wiefelspütz.

Consenso existe, eso sí, de que no habrá controles por sospecha sin el consentimiento del propietario de una o varias armas. Una negativa empero, generaría dudas sobre la idoneidad del portador de armas. En este caso el cristianodemócrata Reinhard Grindel, propone en el diario capitalino Die Welt “quitarle las armas a quienes se rehúsen a los controles”. El SPD, por su parte, está por una “prohibición general”. La iniciativa prevé una amplia amnistía para quienes entreguen las armas ilegales y la creación de un registro nacional, una normativa impartida por la Unión Europea que debe haberse realizado hasta el 2014.

Fuertes críticas sobre efectividad de iniciativa

Pero con endurecer las leyes sobre armas, el Gobierno alemán no se libra de todas las responsabilidades. Según Silke Stokar, vocera de asuntos interiores de la fracción de Los Verdes en el Bundestag, “en Alemania reina un gran déficit de los controles de aptitud de las personas a quienes se les permiten portar armas.” Gisela Mayer, de la ONG, Acción de Winnenden, fundada por los familiares de las víctima del último tiroteo, considera la iniciativa gubernamental como “insuficiente”, así lo expresó en la segunda cadena nacional de televisión ZDF. También Mayer exige una “prohibición de todas las armas de alto calibre”.

Tampoco al presidente de la Federación de funcionarios alemanes de Investigaciones Criminales, Klaus Jansen, lo convence la probable nueva legislación: “Los cambios no son significativos. Los controles no anunciados tienen que ser posibles para garantizar el seguro mantenimiento de las armas. Para Jansen, el proyecto de ley del Gobierno “no elimina el principal riesgo de que vuelva a suceder una masacre como las cuatro que han sido cometidas en colegios alemanes: el acceso a las armas y la munición”.

Autor: José Ospina-Valencia

Editor: Enrique López Magallón

DW recomienda