1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Referéndum constitucional turco comienza en el exterior

Los ciudadanos turcos residentes en Alemania y otros países europeos tienen a partir de este lunes (27.03.2017) la posibilidad de participar en el referéndum sobre la reforma constitucional impulsada por Erdogan.

Cerca de 1,4 millones de turcos pueden votar desde las 9 de la mañana en los consulados de su país en Alemania en el referéndum que decidirá sobre la adopción de un sistema presidencialista en Ankara. Lo mismo ocurre en Austria, Suiza, Bélgica, Dinamarca y Francia, donde las votaciones se extenderán hasta el 9 de abril. En Turquía, en tanto, el referéndum sobre la reforma constitucional tendrá lugar el 16 de abril.

Las intenciones del gobierno turco de hacer campaña a favor de la reforma en Alemania y otros países con grandes comunidades turcas han provocado serias fricciones entre Ankara y algunas capitales europeas. El presidente turco llegó a acusar al gobierno alemán de emplear "métodos nazis".

Encuestas prevén reñida votación

Según una encuesta publicada este lunes, el 51 % de los turcos con derecho a voto dirá que "no" a la reforma impulsada por el presidente Recep Tayyip Erdogan. El sondeo, realizado por la empresa Sonar entre 5.000 personas, coincide con otro hecho público el domingo y que da al "no" el 51,2 % de los apoyos.

No obstante, en los últimos meses ha ido subiendo el apoyo al "sí" a la reforma, dirigida a transformar Turquía en una república presidencialista. La iniciativa, propiciada por el

islamista Partido de Justicia y Desarrollo (AKP), fundado por Erdogan, pretende entregar al presidente todo el poder Ejecutivo y eliminar la figura del primer ministro.

Lienzo de Erdogan en Estambul.

Sus detractores acusan a Erdogan de autoritarismo.

Denuncias opositoras

El AKP defiende que un sistema presidencialista dará mayor estabilidad política al país, al concentrar el poder en una sola figura. La oposición, en cambio, denuncia que la reforma constitucional debilita las competencias del Parlamento y proporcionará más poder al presidente para controlar el aparato judicial.

Si se aprueba, el nuevo sistema entrará en vigor tras las próximas elecciones presidenciales, previstas para el año 2019. La reforma limita a diez años la permanencia de una persona en el cargo de presidente.

ER (dpa, efe)

 

DW recomienda