Recesión en Japón es más grave de lo previsto | El Mundo | DW | 08.12.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Recesión en Japón es más grave de lo previsto

La economía japonesa entró en el tercer trimestre en una recesión mucho más grave de lo esperado, con una caída del PIB del 1,9 por ciento respecto al mismo periodo del año pasado, informó el gobierno en Tokio.

El producto interno bruto (PIB) cayó entre julio y septiembre sobre todo por el aumento del IVA aprobado por las autoridades. Los expertos habían calculado el retroceso inicialmente en un 1,6 por ciento, después de que el país ya registrara una caída en el trimestre anterior.

Muchos economistas creían, por el contrario, que el tercer trimestre marcaría un cambio de tendencia y para el actual prevén una mejora. Los datos revisados enturbian la política económica del primer ministro, Shinzo Abe. El fracaso de la "Abenomics", como se la bautizó en el país, está claro, denuncia la oposición.

Pese a ello, todo apunta a que Abe ganará las elecciones anticipadas al 14 de diciembre a la Cámara Baja del Parlamento. El dirigente se ve beneficiado por la división en las filas de la oposición y su falta de preparación para los comicios. Según las encuestas más recientes, los partidos de la coalición de gobierno mantendrán o incluso aumentarán su actual mayoría de dos tercios en la cámara.

Abe convocó a elecciones

Ante la caída del PIB, Abe pospuso un nuevo aumento del impuesto al consumo, previsto inicialmente para 2015, y convocó las elecciones. El primer ministro cree que su política de extrema flexibilidad monetaria, inyecciones a la coyuntura financiadas con deuda y reformas es la única receta contra la deflación, la espiral de precios descendentes y escaso crecimiento que afecta a Japón desde hace años.

Sin embargo, incluso las empresas se muestran escépticas y sus inversiones cayeron en el tercer trimestre más de lo que se preveía, un 0,4 en vez de un 0,2 por ciento respecto de los tres meses precedentes.

El consumo privado, que en la tercera economía del mundo constituye el 60 por ciento del PIB, aumentó sólo un 0,4 por ciento, según los datos revisados. Con todo, los economistas son más optimistas de cara a los próximos meses y creen que habrá crecimiento en el actual y en el próximo trimestre. También un portavoz del gobierno habló de que el país se encuentra en camino de "una recuperación moderada".

CP (dpa, rtr)