1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Rebeldes sirios arrebatan dos localidades al Estado Islámico

La operación, en la que participaron tropas turcomanas, contó con respaldo de aviones de combate estadounidenses y turcos.

Combatientes rebeldes sirios, con apoyo aéreo de Estados Unidos y Turquía, lograron arrebatar a Estado Islámico dos localidades en el norte del país, informó este sábado (21.11.2015) el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos. La toma de Dalhah y Haryala, al norte de la provincia de Alepo, se produjo después de fuertes enfrentamientos entre los rebeldes y la milicia terrorista.

“Es un avance importante, porque muestra que el Estado Islámico está perdiendo territorio en zonas cercanas a la frontera sirio-turca”, explicó el director del Observatorio, Abdel Rahman. Entre los rebeldes que combatieron había turcomanos, explicó Rahman. El ataque sorpresa se produce días después de que Estados Unidos anunciase que colaboraría con Turquía para expulsar al EI de su último reducto junto a la frontera entre ambos países.

La agencia de noticias turca Analolu confirmó también que Dalhah y Haryala fueron recuperadas por milicias turcomanas y aseguró que en los combates murieron 70 combatientes del EI, que desde agosto había avanzado en zonas dominadas por los rebeldes moderados, incluidas las poblaciones recuperadas por las tropas opositoras al régimen de Bashar al Assad.

Mayor ofensiva desde 2011

En la operación participaron seis cazas F-16 turcos y cuatro F-15 estadounidenses, así como un avión de combate AC-130 y tres drones, que respaldaron desde el aire la arremetida de los rebeldes. La brigada que encabezó la operación contra los yihadistas es la conocida como División Sultán Murad, un grupo armado compuesto por turcomanos, la minoría turcoparlante de Siria que mantiene buenas relaciones con Ankara.

En tanto, al menos 36 personas murieron en la provincia de Deit al Zour en más de 70 bombardeos aéreos posiblemente lanzados por aviones rusos, de acuerdo con el Observatorio. Se trata de la ofensiva aérea más potente que se sufre en la región desde 2011. La provincia está casi totalmente bajo control del Estado Islámico y es rica en petróleo y gas. Entre las víctimas fatales hay tres mujeres y ocho niños.

DZC (EFE, dpa)


DW recomienda