1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Rebeldes niegan despliegue de fuerzas rusas en Damasco

El Ejército Libre Sirio desmintió a Moscú, que horas antes aseguró haber desplegado a efectivos de su Policía Militar en Guta Oriental, para monitorear un cese de las hostilidades.

Pese a los anuncios realizados por Moscú, el opositor Ejército Libre Sirio (ELS) negó este lunes (24.07.2017) que haya un despliegue de tropas rusas en la región de Guta Oriental, el principal feudo rebelde de la periferia de Damasco. "No ha habido ningún despliegue ni hay ninguna presencia de fuerzas rusas en Guta", dijo a EFE por internet el comandante de la sala de operaciones del ELS en Damasco y su periferia, Abu Zuheir al Shami.

El oficial insurgente señaló que los bombardeos se han detenido en Guta Oriental, pero subrayó que "los ataques siguen en Deraa (sur) y en Guta Occidental, si hay tranquilidad es la del luto" por los muertos. Al Shami subrayó que "los revolucionarios no aprueban ningún despliegue ruso en Guta Oriental", algo que habría sucedido esta misma jornada en la llamada "zona de distensión” creada según acuerdo de todas las partes en conflicto.

Pocas horas antes que la declaración rebelde, el jefe de operaciones del Estado Mayor ruso, general Serguei Rudskoi, había dicho que "conforme a los acuerdos alcanzados, la policía militar rusa ha establecido en esta zona dos puntos de control y acceso y cuatro puestos de observación”. Rudskoi agregó que "de este modo, gracias a los esfuerzos desplegados por Rusia se ha conseguido cesar la actividad armada en dos importantes regiones de Siria”. Esto, pues antes las fuerzas rusas se habían desplegado en el suroeste del país.

Siguen bombardeos

Se trata del primer despliegue oficial de tropas extranjeras en territorio sirio con el objetivo declarado de establecer zonas donde no haya enfrentamientos. Esto forma parte del plan ruso para pacificar Siria luego de su intervención militar que consiguió dar un giro en el conflicto y ayudar al régimen de Bashar al Assad a recuperar el terreno que habían perdido ante las fuerzas insurgentes.

A comienzos de julio, Rusia, Jordania y Estados Unidos habían acordado fijar los límites de la zona de distensión e imponer un alto al fuego en la zona. Si bien el Ejército de Siria había anunciado el fin de semana que detendría los ataques en Guta Oriental, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos aseguró que los bombardeos aéreos continuaron en las afueras de la capital, justamente en las zonas controladas por los rebeldes "moderados”.

DZC (EFE, AFP)

DW recomienda