Rebeldes consiguen importante triunfo en el norte de Siria | El Mundo | DW | 06.08.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Rebeldes consiguen importante triunfo en el norte de Siria

Luego de tres días de combates, grupos cercanos a Al Qaeda lograron apropiarse de un aeropuerto militar, así como de 12 localidades en Latakia.

Una ofensiva rebelde en los alrededores de Aleppo, en el norte de Siria, terminó este martes (06.08.2013) con la captura de un aeropuerto militar y de una docena de localidades en la provincia de Latakia, en lo que significa un importante triunfo moral para los rebeldes, que llevaban una serie de derrotas a manos del Ejército sirio. Este éxito ocurre, además, en el corazón de grupos alauitas, de donde proviene el mandatario Bashar al-Assad.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos informó que “el Estado Islámico de Irak (vinculado a Al Qaeda) y otros grupos de la oposición tomaron el control total de la base aérea de Minnigh”. Mientras, una fuente estatal desmintió el triunfo señalando que ese aeropuerto “está vacío, no tiene aparatos militares ni aviones, no lo usaba nadie”.

Otras fuentes, en cambio, aseguran que el recinto era el mayor predio de aterrizaje de helicópteros de la región y era utilizado por las tropas del presidente sirio como punto de partida para sus ataques contra los insurgentes en el norte de Siria. Además, varios tanques fueron destruidos y soldados fueron detenidos.

Esto se vería confirmado por otras informaciones oficiales sirias, donde se señaló que “los héroes de nuestras Fuerzas Armadas en Minnigh y las zonas de los alrededores están resistiendo los ataques de los terroristas”. De acuerdo a analistas citados por la agencia AFP, los rebeldes buscan limpiar el norte de posiciones militares remanentes del régimen.

Assad envía refuerzos

Charles Lister, del Observatorio Sirio, sostuvo que el éxito solamente fue posible porque las fuerzas rebeldes actuaron en conjunto. Muchas veces, pese a buscar la caída de Al Assad, no consiguen acuerdos y combaten sin coordinación. Por lo mismo, el triunfo de este martes es considerado, ante todo, como un triunfo moral.

En la operación, unos 200 soldados del régimen habrían muerto, de acuerdo a activistas. Los rebeldes aseguran que, además de combatir a las fuerzas leales a Al Assad, también ayudaron a cientos de pobladores a buscar refugio cerca del Mediterráneo, toda vez que el Ejército bombardeaba los terrenos ganados por la oposición en su afán por recuperarlos.

En total, 60 rebeldes perdieron la vida desde el comienzo de la operación, dijo Ammar Hassan, un activista de Latakia. “Assad está enviando enormes refuerzos, pero la liberación continuará”, agregó. El despliegue de fuerzas adicionales refleja la gravedad del desafío a su autoridad en una región que había permanecido firmemente bajo su control desde el surgimiento del conflicto en Siria, que comenzó con protestas pacíficas en marzo de 2011.

En horas de la tarde, en tanto, una bomba que explotó en un suburbio de la capital siria, Damasco, mató a diez personas y dejó a 56 heridas. El hecho ocurrió en un barrio cristiano y druso, que de acuerdo a algunos líderes islamistas son leales a Al Assad.

DZC (AFP, Reuters, dpa)