1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Reacciones de países europeos ante oleadas de migrantes

“La ruta de los Balcanes” es el viacrucis a través del cual miles de migrantes del Medio Oriente viajan a través de Grecia, Macedonia y Serbia antes de entrar en Hungría, desde donde aspiran llegar a Alemania o Suecia.

Al grito de "Alemania, Alemania" en la estación Keleti de Budapest, cientos de personas de Medio Oriente protestaban porque la policía húngara les impide viajar en dirección a Europa Occidental. También repetían el nombre de la canciller germana, Angela Merkel. Alrededor de un centenar de policías antidisturbios bloquean la entrada a la estación sin que se hayan producido incidentes violentos. Los alrededores de la terminal se han convertido en un improvisado campo de refugiados. Ante la imposibilidad de cruzar la frontera húngara, los traficantes de personas ofrecen el anhelado viaje por un valor de 800 euros per cápita para llegar a Alemania o al menos 500 euros para alcanzar la frontera con Austria.

Sin embargo el lunes las autoridades húngaras permitieron embarcar a más de 3.600 personas con destino a Alemania, una medida que despertó las críticas del Gobierno austríaco. Así mismo el Presidente del Comité de Asuntos Internos de Alemania, Wolfgang Bosbach, también criticó la situación que viola la reglamentación de Dublín, que dice que quienes busquen asilo deben procesarlo en la primera nación de la Unión Europea a la que lleguen. Actualmente Alemania recibe el 40% de los refugiados que llegan a Europa.

Suecia y Alemania juntos han tomado más de la mitad de las personas en busca de asilo desde el año pasado. La Ministra de Trabajo alemana, Andrea Nahles, afirmó que se necesitarán entre 1.800 a 3.300 millones de euros para facilitar la recepción de los más de 800.000 refugiados en Alemania.

Solidaridad y recriminaciones

Mientras tanto en Austria, el arzobispo de Viena declaró que monasterios y diócesis deberían recibir refugiados, esto tras la promesa de acoger a unos mil refugiados de Oriente Medio en el arzobispado en el centro de la capital austriaca. La Iglesia católica austríaca había sido objeto de críticas por las posturas pasivas ante la llegada masiva de refugiados a Austria. Las autoridades austríacas estiman que este año recibirán a unos 80.000 refugiados de Oriente Medio, sobre todo sirios, iraquíes y afganos.

Deutschland Flüchtlinge München Hauptbahnhof

Refugiados, a su llegada a Alemania.

Por su parte, el ministro belga de Migración y Asilo, Theo Francken, volvió a criticar a países de la Unión Europea como Polonia, España o la República Checa, que acogen a pocos refugiados. Además señaló que Bélgica no registrará más de 250 demandas de asilo al día, a pesar de las largas colas de solicitantes formadas ante la Oficina de Extranjería de Bruselas. También exigió la creación de un fondo europeo de urgencia para apoyar el presupuesto federal belga.

Por otro lado, el Alto Comisionado de la Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) calcula que tres mil personas llegan a diario a Serbia huyendo de países en conflicto como Siria, Irak o Afganistán. Los datos reflejan un aumento casi exponencial de la cantidad de refugiados que se movilizan por la llamada "ruta de los Balcanes". Si en mayo la afluencia diaria de migrantes en Serbia fue de unas 200 personas, en junio aumentó a 1.000 y a 2.000 hace un mes, antes de alcanzar los 3.000 actuales, precisó. En la ruta de los Balcanes los refugiados suelen pasar por Grecia, Macedonia y Serbia antes de entrar en Hungría, el primer país de la Unión Europea al que llegan y desde el que aspiran a continuar viaje sobre todo hacia Alemania o Suecia.

SG (efe)

DW recomienda