1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Reabre la escuela paquistaní en la que murieron 132 estudiantes

La escuela paquistaní en Peshawar, donde los talibanes pepertraron un ataque en diciembre, que causó la muerte de 132 estudiantes, reabrió sus puertas. Fue una de las peores masacres en Pakistán en los últimos años.

El pasado 16 de diciembre, siete insurgentes del principal grupo talibán paquistaní, el Tehrik-e-Talibán Pakistán (TTP), irrumpieron en el colegio en Peshawar y, aula por aula, fueron disparando y lanzando granadas contra los estudiantes y profesores.

Las fuerzas de seguridad paquistaníes lograron batir a tiros a los talibanes ocho horas después del comienzo del ataque, con un cómputo final de víctimas de 132 menores y 9 empleados de la escuela muertos y 122 heridos.

Una de las encargadas del colegio, Uzma Ilyas, confirmó que el centro reabrió hoy sus puertas y explicó que los pocos alumnos que regresaron tenían sentimientos encontrados: de tristeza por lo sucedido y alegría por volver a ocupar sus antiguos pupitres.

"Los terroristas no son humanos. El islam es la religión de la paz y el amor", sentenció la docente, que el día del ataque, en el que ella no acudió a trabajar porque estaba enferma, perdió a casi todos sus alumnos de su clase de grado 9 (de entre 15 y 16 años).

Nuevas medidas de seguridad

La mayoría de los colegios en Pakistán retomaron también hoy (12.1.2015) sus actividades después del periodo vacacional de invierno, que se prolongó más de lo acostumbrado para que las autoridades locales certificasen que los niveles de seguridad eran los adecuados.

Nuevas medidas de seguridad en todas las escuelas de Pakistán.

Nuevas medidas de seguridad en todas las escuelas de Pakistán.

Sin embargo, en la provincia de Khyber Pakhtunkwa, cuya capital es Peshawar, muchas de las escuelas continuaban hoy cerradas al no cumplir con los requisitos, entre ellos la instalación de cámaras de seguridad y muros más altos con alambre de púas. Según el superintendente de la Policía de Peshawar, Mohamed Said, de las 1.440 escuelas inspeccionadas, solamente 118 fueron reabiertos.

"Los colegios con insuficientes medidas de seguridad no podrán reabrir sus puertas", aseguró la semana pasada el ministro de información de Khyber, Mushtaq Ghani, según el diario local Dawn.

La respuesta a la matanza por parte del Gobierno no se hizo esperar. Como primera medida, el primer ministro paquistaní, Narwaz Sharif, ordenó levantar la moratoria sobre la pena capital en casos relacionados con terrorismo, vigente desde 2008, con la consecuente ejecución de diez reos desde diciembre.

A esa medida, las dos Cámaras paquistaníes aprobaron la semana pasada la creación de tribunales militares especiales durante los próximos dos años para juzgar a posibles terroristas.

Las autoridades de Pakistán han anunciado que más de 500 condenados por terrorismo serán ejecutados en las próximas semanas.

SZ (efe)

DW recomienda