Ratka Sozovska: los milagros lingüísticos existen | Así es Alemania | DW | 05.04.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Así es Alemania

Ratka Sozovska: los milagros lingüísticos existen

Sólo quien aprende una segunda lengua siendo niño logrará hablarla como un hablante nativo, dice la ciencia. Ratka Sovovska, de Macedonia, es la prueba de lo contrario.

default

Ratka Sozovska: su entusiasmo por las lenguas la ha llevado lejos.

“En cada lengua hay otros ojos“, escribe Herta Müller. La premio Nóbel de Literatura supo a los 15 años, cuando aprendía rumano, que cada lengua corresponde a una mentalidad. Ratka Sovovska, macedonia, se siente en casa en seis mentalidades. Habla macedonio, alemán y español, serbio, inglés y griego.

“Desde niña me entusiasmaron las lenguas y siempre ponía a atención a la gente que hablaba un idioma extranjero”, cuenta Ratka Sozovska. El alemán siempre le gusto mucho sin que sepa muy el porqué. Aprendió alemán en el colegio y tomó, adicionalmente, clases privadas. “En algún momento mi entusiasmo fue tan grande que me decidí por estudiar Germanística”.

Deutsch als Fremdsprache an der Uni Siegen

Docente de alemán como lengua extranjera en la Universidad de Siegen.

Cambio de perspectiva: enseñar en vez de aprender

Después de dos años de estudiar germánicas en Skopie se fue a Alemania para conocer su vida y su gente más allá de los libros de gramática. Tenía 21 años y trabajó como au-pair, como asistente en una familia alemana. Con su apoyo desarrolló su percepción para los detalles del alemán; su pronunciación la perfeccionó escuchando atentamente la televisión. De eso hacen ya diez años. Desde hace dos años, Ratka da clases de alemán como lengua extranjera en la Universidad de Siegen. La oferta de empleo le llegó por sorpresa.

Deutsch als Fremdsprache an der Uni Siegen

Por su propia experiencia, Ratka entiende por lo que pasan sus alumnos.

“Estaba estudiando y un profesor me preguntó si estaría dispuesta a trabajar de tutora en un seminario de introducción a la lengua alemana; me dio por supuesto mucha alegría”, cuenta Ratka. Poco después terminó su maestría con un “sobresaliente”. Poco después le ofrecieron hacer su doctorado en lingüística y trabajar como docente de alemán como lengua extranjera.

Las lenguas y los amigos

Una ventaja de su trabajo como docente es que puede entender muy bien a los alumnos, por su propia experiencia. Ella misma aprendió alemán como ellos, construyó una vida en Alemania y sabe a qué desafíos y dificultades se enfrentan. Ratka ayuda a sus estudiantes con sus solicitudes, los asesora con cosas de la vida cotidiana y les cuenta de sus experiencias. “Ella entiende lo difícil que es para nosotros aprender alemán; lo explica todo muy claramente. Con ella he aprendido en un semestre más que en todo un año con otras”, cuenta la mexicana Vanessa Pape, de 30 años.

Cómo logró Ratka Sozosvska aprender alemán a la perfección siendo ya adulta no se puede explicar muy bien científicamente. Que tiene talento para los idiomas es evidente. Aparte de los seis idiomas que habla ya, aprende ahora holandés y portugués. El hebreo y el árabe le atraen también. Debido a los muchos idiomas que habla, sus amigos son de todas partes del mundo. Sola no está nunca, a pesar de ello echa de menos a su familia. Dos veces al año vuelve a Skopie y aprovecha para trabajar en su investigación: una comparación entre su lengua materna, el macedonio, y su lengua preferida, el alemán.

Autoras: Irem Özgökceler y Alexandra Scherle
Editor: Enrique López

DW recomienda