1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Música

Rammstein o la provocación

¿Son violentos, fascistas, pornográficos, o sencillamente idiotas? Son Rammstein, seis punkies del antiguo Berlín Este que forman el grupo con más éxito –y más polémica- de Alemania.

El grupo Rammstein

El grupo Rammstein

“Ein Mensch brennt, Rammstein"

“Un hombre se quema, Rammstein”. Con este verso, seis punkies del antiguo Berlín este establecieron las bases de lo que después se convertiría en el grupo con más éxito de la historia alemana. Desde el comienzo, a los muchachos de Rammstein no les interesó ser una banda de este ni del oeste, ni tampoco un grupo que cantara en inglés con acento alemán. Querían ser únicos y originales. Quince años después de su fundación, permanecen fieles a ese objetivo, porque piensan que seguir el camino trazado por otros les impediría dejar su propia huella.

Pompa y pirotecnia

Rammstein alcanzó fama mundial tras su aparición en la película de David Lynch Carretera perdida. El grupo andaba buscando un director que filmara su primer vídeo musical y se lo pidieron a todos los cineastas que conocían. Lynch no rodó su vídeo, pero usó su canción “Heirate mich” (Cásate conmigo) en una violenta escena sexual de Carretera perdida. Los germano hablantes no daban crédito. ¿La sílaba “hei-hei” se utilizaba en alusión al saludo nazi, “Heil-Heil”? Desde entonces, Rammstein ha sido acusados de fascistas o, como mínimo, de hacer propaganda nazi, como al principio Marilyn Manson. El grupo, por su parte, elude hablar de cuestiones artísticas.

¿Propaganda nazi?

Los espectáculos en vivo de Rammstein son célebres. Al cantante Till Lindemann no le asusta utilizar un lanzallamas sobre las cabezas de los excitados fans. También gusta de arrastrar el fonema /r/, tal y como hacía Hitler en sus discursos durante la Alemania nazi. Incluso los decorados de sus conciertos recuerdan las películas de Leni Riefenstahl, conocida fotógrafa y directora de cine, que colaboró con los nazis en la década de los años 30.

Suelen aderezar sus espectáculos con lanzallamas

Suelen aderezar sus espectáculos con lanzallamas

No hay que buscar demasiado para encontrar contenido explosivo en las letras de Rammstein: matricidio, incesto, sadomasoquismo, sangre y putrefacción se entrelazan para conformar una música densa y macabra que, a veces, también alberga una especie de romanticismo contemplativo. Pero no hay alusiones directas que puedan ser consideradas como propaganda nazi. Su último single, “Mein Land” (Mi país), puede resultar ambiguo, pero la letra queda abierta para múltiples interpretaciones. En la canción hay letras y sonidos orientales que dan qué pensar si no se estarán refiriendo a la presencia de inmigrantes en Alemania, pero posiblemente describan el destino de todos aquellos que buscan su futuro en otros lugares. El vídeo añade más confusión. Las imágenes presentan la idílica y frívola California de los años 50. El teclista de la banda, Flake, no acaba de entender por qué tanta controversia: “Nuestras letras son totalmente normales y románticas”, dice. “Los muchachos de 16 años han visto tanta basura en televisión, que lo nuestro no puede resultarles más inocente”.

No hay nuevo disco de Rammstein sin malas críticas. Suele objetárseles su descripción de escenas de violación, su “glorificación de la violencia” y sus flirteos con la extrema derecha. Pero Rammstein sigue fiel a sí mismo y su fama no hace sino acrecentarse a medida que se publican más y más críticas negativas.

El grupo con más éxito de Alemania

En la gira más reciente de Rammstein, Lindemann se presenta disfrazado de cocinero cuchillo en mano, remando en un barco sobre el escenario y asando después a Flake, ubicado en una olla gigante. Eso es solo una parte de un show que contribuye a hacerlos aún más famosos.

Rammstein ha recibido numerosos reconocimientos de la industria de la música

Rammstein ha recibido numerosos reconocimientos de la industria de la música

Internacionalmente, es el grupo más conocido de Alemania. Cuando Rammstein actúa en el Japón, los nipones se saben sus letras de arriba abajo. En Latinoamérica, suelen colgar el cartel de “no hay entradas”. En EE. UU., no hay premios Grammy sin que Rammstein esté nominado en al menos una categoría. El grupo parece representar lo que la audiencia espera de una banda “made in Germany”.

Sus detractores les acusan de falta de imaginación musical, de utilizar siempre los mismos ritmos y de que teclados y guitarras suenan siempre igual. El percusionista de Rammstein se defiende: “¿Y qué es lo que pretenden? A estas alturas ya se ha hecho todo lo que tenía que hacerse en música.”

Clasificados como "no aptos para menores"

Rammstein se superó a sí mismo con su último disco de 2009, Liebe ist für alle da (El amor está ahí para todos). Además de utilizar imágenes canibalísticas y decoración a lo Leni Riefenstahl, aludieron al porno. Encargaron al director de culto Jonas Akerlund un vídeo para su single “Pussy”, con escenas pornográficas grabadas en un night club de Berlín. ¿Su intención era provocar de manera directa? Paul Landers, otro miembro de la banda, dice: “No tengo una razón clara para explicar por qué rodamos porno. Lo hicimos como una idiotez. “

Liebe ist für alleda atrajo incluso la atención del Gobierno alemán. La oficina que observa los contenidos de los medios con el fin de proteger a los jóvenes, incluyó al grupo en una de sus listas de “destacados”. La ministra de Familia, Ursula von der Leyen, se ocupó de la denuncia tras reaccionar ella misma con disgusto al ver la portada del álbum y escuchar las fantasías sádicas de “Ich tue dir weh” (Te hago daño). Se trataba de la primera vez desde 1987 que un grupo era incluido en esa lista oficial. Aquello aupó las ventas del disco. Su gira mundial fue un éxito total. El concierto final, en el Madison Square Garden de Nueva York, vendió todas las entradas en menos de media hora.

El nuevo disco de Rammstein, Made in Germany, sale a la venta el 2 de diciembre. Aparte del single “Mein Land”, se trata de una colección de éxitos. Pero la provocación, no hay duda alguna, de una forma u otra llegará.

Autores: Uli José Anders, Matthias Klaus/MS
Editor: Enrique López

DW recomienda