1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Rajoy arremete contra la oposición de izquierda

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, clausuró en Madrid la convención de tres días del Partido Popular (centroderecha), que tiene en el horizonte los comicios municipales y regionales de mayo y las elecciones generales previstas para finales de 2015.

Rajoy destacó los resultados económicos alcanzados por su Ejecutivo y afirmó que no permitirá que la corrupción empañe sus logros, a la vez que atacó la credibilidad de las propuestas del partido izquierdista Podemos, con un fuerte ascenso en los sondeos tras su fundación hace un año. El líder del PP arremetió contra quienes ofrecen "planteamientos mesiánicos" y "doctrinarios", al tiempo que advirtió que no hay alternativa en los "conjuros caribeños".

En cuanto al Partido Socialista Obrero Español (PSOE) -la mayor fuerza de la oposición-, Rajoy advirtió que "España no está para dar saltos en el tiempo, no podemos volver atrás". Pidió a sus correligionarios del PP que mantengan la cabeza "bien alta" y con el orgullo de haber traído ya el cambio a España en los últimos tres años, tras ganar una mayoría absoluta en las elecciones de finales de 2011.

Afirmó además que no está dispuesto a permitir que la corrupción empañe toda su gestión, en alusión a los casos de exmiembros de su partido que se encuentran en los tribunales, especialmente el del extesorero del PP Luis Bárcenas, quien asegura que la formación tenía una doble contabilidad. En este contexto, Rajoy lamentó que haya quienes entraron en política para obtener réditos personales y recordó que su partido ha intervenido "sin dudarlo" cuando ha advertido conductas punibles.

Destacó que su Gobierno ha conseguido dar "la vuelta" a la situación que dejaron los socialistas y se ha salvado al país de una "catástrofe" que hace tres años "parecía inevitable". También contrapuso el "cambio" que está protagonizando su Gobierno con el que pretende Podemos. "No podemos jugarnos el futuro a la ruleta rusa de la frivolidad, la incompetencia o el populismo", insistió el jefe del Ejecutivo en su discurso.

También abordó el debate soberanista en Cataluña al advertir que las elecciones anticipadas convocadas por el Gobierno regional catalán para septiembre próximo no tendrán el carácter plebiscitario que pretenden darles las fuerzas independentistas, incluido el presidente regional, Artur Mas (efe).