1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Radiografía mundial del cannabis: Uruguay no está sola

El consumo de cannabis permanece en niveles estables desde hace casi dos décadas, en lo que respecta a las cifras mundiales. En América Latina, dicho crecimiento es heterogéneo y es encabezado por Chile y Uruguay.

A nivel mundial, el consumo de cannabis se ha mantenido estable desde 1998. Según la Oficina de las Naciones Unidas para las Drogas y el Crimen (UNODC), en 2014 el nivel de la población global que consumió cannabis fue de un 3,8 por ciento, equivalente a 183 millones de personas aproximadamente.

Uruguay anunció en 2012 que permitiría la producción y distribución de cáñamo con fines recreativos. La legislación correspondiente contempla tres vías para obtener marihuana: cultivo doméstico, clubes sociales y farmacias autorizadas. A cada consumidor le está permitida exclusivamente una de las tres opciones, la cual debe estipular en su registro de consumidor ante el Instituto para la Regulación y el Control del Cannabis, así como la adquisición de hasta 40 gramos mensuales de la yerba.

 

Lea también:

-Berlín: la fiebre del cannabis

-Uruguay registrará a consumidores de cannabis

 

En los primeros dos años de la Ley 19.172, dos empresas fueron autorizadas para cultivar cannabis en Uruguay. 4.300 personas presentaron solicitud para producir de manera individual, y 21 establecimientos fueron autorizados.Las cifras oficiales más recientes hablan de 6.235 autocultivadores y 38 clubes sociales con permiso oficial para operar.

Debate sobre los efectos

Cuarenta por ciento de los consumidores uruguayos de cannabis manifestaron resistencia a ingresar sus datos en el registro oficial, según una encuesta reciente citada en el Reporte Global sobre las Drogas. El resto manifestó intenciones de consumir la yerba a través de farmacias autorizadas. Pero éstas no abrirán sino hasta julio próximo, mientras que el registro de usuarios abrirá el 2 de mayo próximo, anunció la Junta Nacional de Drogas de Uruguay.

En Estados Unidos, la legalización de la marihuana para uso recreativo en estados como Colorado y Washington se reflejó en un incremento del consumo. Del mismo modo, indicadores de salud pública y seguridad pública como las hospitalizaciones de urgencia, los accidentes de tráfico y las muertes relacionadas con el consumo de cannabis también subieron en dichos lugares. En cambio, los arrestos y los procesos judiciales relacionados con el consumo de marihuana decrecieron en los estados donde se legalizó dicho consumo con fines recreativos en Estados Unidos, afirma el Reporte Global sobre las Drogas, publicado por la UNODC.

En Uruguay, el debate sobre los efectos de consumir marihuana ha sido intenso, sobre todo en el Congreso.

Milliardengeschäft mit Cannabis (DW/C. Laszczak)

Muchos ven en la producción de cáñamo una oportunidad de negocio

Hotspots del cannabis en América Latina

El consumo de marihuana en América Latina no es uniforme. Mientras que países como El Salvador, Honduras, Panamá, Bolivia o Brasil el nivel es inferior a 5 por ciento, Chile y Uruguay reportan niveles de 28 y 17 por ciento, respectivamente. "En Uruguay, en el periodo 2003-2014 el consumo de marihuana se duplicó, pasando del 8,4 por ciento al 17 por ciento”, dice el documento. En todos los países, más hombres que mujeres consumen cannabis psicoactiva. Del mismo modo, en casi todos los países latinoamericanos la mayor prevalencia de consumo se encuentra en el segmento de 18 a 34 años de edad.

En la mayoría de los países latinoamericanos con información disponible, más de un 20 por ciento de los estudiantes declaró haber recibido alguna oferta de marihuana en el último año, y más de 15 por ciento, haber recibido una oferta en el último mes.

DW recomienda

Enlaces externos