1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Réplicas sacuden a Nueva Zelanda

Más de 250 réplicas, varias de ellas superiores a los 6 grados, sacudieron a la isla sur de Nueva Zelanda tras el terremoto de 7,8 grados que este domingo (13.11.2016) causó dos muertes y numerosos daños materiales.

Nueva Zelanda se vio golpeada de nuevo por un fuerte temblor, 1,6 grados menos intenso que el terremoto que provocó un tsunami, dos muertes y numerosos daños materiales el domingo (13.11.2016). El de este lunes (14.11.2016) tuvo una magnitud de 6,2 grados. Su hipocentro se situó a 10 kilómetros de profundidad y a 39 kilómetros al suroeste de Kaikoura, informó el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS). Más de 250 réplicas –varias de ellas de más de 6 grados– han sacudido a la isla sur de Nueva Zelanda en las últimas horas.

En 2011 murieron 185 personas tras el terremoto de 6,3 grados en los alrededores de Christchurch. El sismo de 7,8 de este 13 de noviembre despertó malos recuerdos: causó grandes destrozos y deslizamientos de tierra que han bloqueado algunas carreteras, mientras otras se han levantado desde el suelo. También se registraron daños en los edificios y las carreteras en varias partes de la región de Canterbury (Isla Sur), y la ciudad de Wellington, al sur de la Isla Norte. En Wairarapa, Wellington y Marlborough se ha pronosticado fuertes vientos.

La agencia neozelandesa GeoNet apuntó que puede haberse tratado de "dos sismos separados que se combinaron” y que "duraron dos minutos, siendo el más severo de cincuenta segundos”. Numerosas zonas en la costa, sobre todo en la parte nororiental de la Isla Sur, tuvieron que ser evacuadas debido a las olas de hasta cinco metros que se esperaban. No obstanrte, la alerta de tsunami terminó siendo rebajada a amenaza marina y costera en varias zonas del litoral. El saldo de muertes podría aumentar con el paso de las horas.

El ministro de Defensa Civil, Gerry Brownlee, señaló que se registraron muchos heridos debido al terremoto, pero que aún no se tienen detalles sobre su número o la gravedad de sus casos. Brownlee agregó que ha estado informando al primer ministro, John Key, y que no ha sido necesario declarar el estado de emergencia. Nueva Zelanda se asienta en la falla entre las placas tectónicas del Pacífico y Oceanía, y registra unos 14.000 terremotos cada año, de los que entre 100 y 150 tienen la suficiente potencia como para ser percibidos.

ERC ( EFE / dpa )

DW recomienda