1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Quiebra revista francesa símbolo del mundo homosexual

La revista Têtu, fundada hace dos décadas y única publicación homosexual de Francia, fue declarada este jueves (23.07.2015) en quiebra por el administrador judicial que la gestionaba desde el pasado 1 de junio, tras declararse en suspensión de pagos. A pesar de que se había prolongado la fecha límite para recibir ofertas de posibles compradores, no se presentó ninguna propuesta que respondiera a las exigencias del Código de Comercio de Francia.

Con la etiqueta #SaveMyTetu para buscar apoyos en las redes sociales, los trabajadores habían intentado recaudar fondos a través del micromecenazgo (crowfunding) en internet, pero el administrador judicial consideró insuficiente la oferta. Según el director de la redacción, Yannick Barbe, otros inversores potenciales habían decidido no presentar oferta pues entendían que “la marca no es del agrado de todos los anunciantes”.

La revista, fundada en 1995 por los periodistas Didier Lestrade y Pascal Loubet con el constante apoyo financiero del magnate Pierre Bergé (compañero sentimental del difunto modisto Yves Saint-Laurent), había vivido siempre en situación deficitaria, pero su salud financiera se deterioró en los últimos años.

En 2012, tras perder 2,3 millones de euros, Bergé le vendió la revista por un euro simbólico al empresario Jean-Jacques Augier, tesorero de la campaña presidencial de François Hollande, que a su vez perdió 2 millones de euros en 2013 y 1,1 millones en 2014. La difusión de Têtu, que cuenta con nueve asalariados y se vende mensualmente por 5 euros (5,4 dólares), había retrocedido un 12,5 por ciento desde 2010, hasta los 28.275 ejemplares por mes. Las pérdidas de 2015 rondan los 500.000 euros.

En dos décadas de vida, se había convertido en el escaparate para la defensa de los derechos de los homosexuales y había instaurado la tradición de que los candidatos presidenciales se sometieran a sus entrevistas, como Jacques Chirac, Ségolène Royal, Nicolas Sarkozy, Marine Le Pen o el propio Hollande. (EFE)