1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

¿Quiénes son las ovejas negras del chavismo?

DW analiza las disidencias dentro del frente chavista tras un segundo y duro comunicado sobre la situación de Venezuela firmado por exmilitares vinculados con el intento de golpe de Estado de Chávez en 1992.

“Hubo un tiempo en que parecía que el frente chavista era muy sólido, pero eso no es así”, asegura Isaac Nahon-Serfaty, experto en comunicación política y profesor de la Universidad de Otawa, a Deutsche Welle. “Hay una corriente llamada Marea Socialista, liderada por Nicmer Evans, que ha expresado sus diferencias con el Gobierno de Maduro”, prosigue Nahon-Serfaty. “También está el grupo de exmilitares vinculados con el intento de golpe de Estado del 4 de febrero, liderado por Florencio Porras, que recién ha sacado un segundo comunicado denunciando la situación del país. Y hay además dos generales en situación de retiro, que fueron muy cercanos a Chávez: el general Alcalá Cordones y el general Rodríguez Torres, este último muy controversial, porque fue ministro de Interior y lideró la represión de las protestas de 2014, con encarcelamientos de líderes políticos, como Leopoldo López, así como encarcelamientos arbitrarios de estudiantes. A pesar de eso, Rodríguez Torres representa hoy día un punto de vista crítico.”

¿Son grupos similares? “Cada grupo tiene un matiz, no los podemos meter a todos en el mismo saco. No actúan de forma conjunta, cada uno tiene su propia agenda y sus propios intereses, pero son ejemplo de las disidencias del frente chavista”, explica Nahon-Serfaty. El liderado por Florencio Porras y los militares de la intentona golpista de febrero del 92, “apela al mito construido alrededor del 4 de febrero y del Chávez demócrata”, dice el experto. El pasado 29 de febrero, este grupo emitió un primer comunicado que finalizaba pidiendo la renuncia de Maduro. Casi tres meses más tarde, firmó un segundo documento público de contenido aún más duro titulado “Al pueblo venezolano”, en el que exige la celebración del referendo revocatorio pedido por la oposición.

“Autoridad moral”

Carlos Guyón Celis, excapitán que participó en el 4F y exsenador presidente de la Comisión de Defensa del Senado, es uno de los firmantes de ese escrito. En conversación con Deutsche Welle, Guyón Celis dice que el grupo pide “la renuncia de Maduro para dar cabida a un Gobierno de transición, de consenso nacional y amplia base, invocando a todos los sectores del país, no solo los políticos, porque el problema de Venezuela afecta a todo el panorama nacional”.

¿Hasta qué punto la voz de estos exmilitares es la voz del Ejército en activo? “Nosotros no podemos hablar por quienes están dentro de los cuarteles”, dice Guyón Celis, “pero quienes están uniformados padecen las mismas inclemencias que el resto de los venezolanos. Hace dos días mataron a un mayor general del Ejército en lo que podría ser un asesinato por encargo. No hay familia en Venezuela que no haya sufrido la violencia. Estamos en una situación extremadamente crítica, sentados sobre un barril de pólvora que en cualquier momento puede explotar”, asegura. Además, Guyón Celis se reivindica como autoridad moral dentro del Ejército: “Yo fui una de las cabezas del golpe del 4 de febrero. Hubo hombres de valores y principios ciudadanos. Dentro de las fuerzas armadas fui de los primeros de mi promoción. Yo me aparté de Chávez en el año 2000 y me empecé a enfrentar por esa posición de llevar a Venezuela a lo que estamos viviendo. Yo tengo lo que se llama ‘poder moral' dentro de los oficiales del 4 y del 27 y dentro de las fuerzas armadas eso se reconoce”.

Malestar dentro del Ejército

Por su parte, Nahon-Serfaty dice que “hay una cosa que en la historia de Venezuela se conoce desde siempre: el Ejército no es ajeno a lo que pasa en la sociedad, está compuesto por venezolanos con familias y ellos sufren lo mismo que todo el mundo, aunque probablemente no tanto los miembros de alto rango. Cómo se va a expresar ese malestar, no lo sabemos, es una incógnita saber cómo actuará el Ejército”. Y matiza: “Cuando Chávez trató de dar un golpe de estado el 4 de febrero del 92 y cuando esa intentona se repitió el 27 de noviembre de ese mismo año, se hablaba del tema con cierta “ligereza” en Venezuela. Hoy por hoy hay miedo, todo el mundo es objeto de algún tipo de espionaje o seguimiento y ese tipo de cosas hoy no se ventilan”, afirma.

Nahon-Serfaty considera posible que “muchos oficiales activos compartan opinión e incluso que hayan pedido a sus compañeros en retiro que expresen lo que ellos piensan y no pueden decir públicamente.” ¿Qué repercusión pueden tener las declaraciones de los exmilitares? “Creo que quizá el Gobierno llegue a la conclusión de que no se puede demorar el tema del referendo. Tanto las gestiones internacionales como los dos comunicados del grupo encabezado por Florencio Porras, como la posición de Alcalá Cordones y la de Nicmer Evans plantean que el referendo es la válvula de escape prevista en la Constitución. Por lo tanto, se trata de poner más presión para que el Gobierno permita que la válvula del referendo se abra. En Venezuela no hay instituciones independientes. El Consejo Electoral no es independiente, los tribunales tampoco…. Estos manifiestos contribuyen a que el Gobierno se convenza de abrir esa válvula para aliviar la presión.”

DW recomienda