1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

¿Quién tiene el poder?

default

Barack Obama: el poder en la mira.

L os comentaristas analizan el fin de las primarias en EE. UU. y su probable desenlace.

Hornear tortas

THE TIMES, Londres: "¿Qué hará ahora Hillary Clinton? Podría pasarse para el bando de Obama, pero eso no sería lo mejor para ella. Podría hornear tortas, pero eso no es lo que quiere. Su destino será liderar la mayoría demócrata en el Senado. Entonces podría hacer posible o hacer fracasar el programa legislativo de un presidente. En ese cargo, Hillary Clinton gozaría de mucha influencia y un presidente Obama o McCain se percatarían más tarde o más temprano que ella es la política con más poder en Washington".

Un cambio profundo

SABAH, Estambul: "Todo el mundo se pregunta si Obama será el próximo jefe de Estado. Sí, Obama tiene las mejores posibilidades ante el candidato republicano, John McCain. Pues los norteamericanos quieren un cambio profundo. Ocho años de gobierno de Bush han cansado a los estadounidenses, por ello la mayoría quiere una transformación radical. Y Obama es sinónimo de cambio. Con su nombre, su color de piel, su forma de hablar y sus ideas. John McCain sufrirá una clara derrota, pues simboliza la "era Bush".

El talón de Aquiles

GAZETA WYBORCZA, Varsovia: "El talón de Aquiles de Obama es la política exterior. En ese ámbito, sólo un 31 % de los norteamericanos confían en él, mientras que el 53 % se inclina por McCain. Los conocimientos de Obama sobre las regiones más importantes del mundo –Europa, Rusia, China y el Próximo Oriente— son a lo sumo mediocres. Ya existieron presidentes norteamericanos sin experiencia en política exterior, pero que, debido a su intuición, realizaron luego igualmente un buen papel en la escena internacional, por ejemplo Harry Truman y Bill Clinton. Pero el número de los presidentes "mal aconsejados" por su intuición es mucho mayor. El último presidente de ese tipo abandona el cargo dentro de un par de meses."

El lujo de las divisiones

LUXEMBURGER WORT, Luxemburgo: "En realidad, los demócratas no tendrían que preocuparse mucho antes de la elección de próximo presidente en cuanto a sus posibilidades de ocupar la Casa Blanca. Pero antes de la convención de nominación en Denver en agosto, el partido debe marcar el rumbo de tal forma que tanto el presidente como el vicepresidente gocen de la mayor aceptación posible entre al población de EE. UU. Luego de la agotadora carrera cabeza a cabeza, los demócratas no pueden permitirse el lujo de arrastrar divisiones internas."



DW recomienda