1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Curiosidades

¿Quién alberga un puercoespín?

Tienen entre 6000 y 8000 púas, que erizan cuando hay peligro. Pero de nada les vale ese mecanismo de defensa ante un largo invierno, cuando están enfermos o maltrechos. En ese caso ayudan los humanos.

default

Tres bebés que requieren cuidados humanos.

No es el animal que aparece en el escudo nacional, pero sí uno de los más enraizados en el alma y el folclore de Alemania: el puercoespín.

Igel inspiziert Schuhe

El hombre: el peor enemigo y el mejor amigo del puercoespín.

Peluches, personajes de historietas, chocolates y figuras de cerámica de función decorativa son algunas de las expresiones de la predilección que muchos germanos sienten por este pequeño mamífero, que goza del status de especie protegida. Pese a ello, son miles los que mueren cada año atropellados por automóviles o tractores, de manera que el hombre se ha convertido, involuntariamente, en uno de los principales responsables de que no lleguen a cumplir los aproximadamente 8 años a los que se eleva la expectativa de vida de su especie.

Amistades humanas

Albino-Igel in Rückenlage

¡También existen puercoespines albinos!

Como contrapartida, numerosos puercoespines deben su supervivencia a los seres humanos que les ofrecen albergue durante el invierno. Múltiples son las “estaciones de acogida” que existen en la mayoría de los estados federados de Alemania, donde también proliferan las asociaciones de amigos del puercoespín. En ellas, reciben a ejemplares heridos o enfermos, brindándoles cuidados y alimentos.

En su afán de ayudar a los animalitos a pasar el invierno, algunos sin embargo se exceden y pueden llegar a perjudicarlos. Por eso organizaciones como Pro-Igel (Pro-Puercoespín) advierten que no se los debe recoger sin más de la calle, a menos que presenten algún problema de salud evidente.

Todo tiene su ciencia

Deutschland Igel-Pension mit großem Andrang

Una ''residencial'' alberga a 134 puercoespines este invierno en Wittenberg.

Para los casos en que sí procede guarecer a los animalitos, los entendidos de Pro-Igel ofrecen amplias informaciones y consejos. Por ejemplo, indican que se les debe alimentar adecuadamente. A falta de insectos y lombrices, que es lo que habitualmente comen, se les puede dar también alimento seco para gatos o perros. Una vez que tengan el peso debido (entre 800 y 1.500 gramos), se les debe permitir invernar tranquilos, en un lugar suficientemente fresco.

Cuidar un puercoespín no es tan fácil como podría parecer. Ni tampoco tan barato, si se opta por albergar a una gran cantidad de ellos: cada uno consume diariamente alimento por un valor cercano a los 50 centavos. Pero eso poco importa a los verdaderos amantes de los puercoespines que, cada año, con la llegada del invierno, abren sus refugios a estos animales, que se cuentan entre los mamíferos más antiguos de la tierra y tienen su apariencia actual desde hace aproximadamente 15 millones de años.

DW recomienda