1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

Que cunda el optimismo

Incluso en tiempos de crisis, la mejor actitud es la que nos aleja del pánico y el temor, dicen los editorialistas europeos de cara al 2009.

default

Las tradiciones, un tesoro que cabe preservar en tiempos de crisis.

El Badische Zeitung, de Friburgo, aborda el buen ánimo con el que, a juzgar por el consumo, muchos alemanes afrontan esta temporada navideña: “Aparentemente, son muchos los que no se dejan impresionar por las insistentes evocaciones de la crisis. Puede que estén preocupados, pero ciertamente no han enloquecido. No arrojan el dinero, pero eso no les impide hacer regalos a sus seres queridos, e incluso piensan en el resto del prójimo. En vista de los retos que sin duda nos depara la situación económica, este buen ánimo es una señal positiva.”

¿Cuál crisis?

En Koblenz, el Rhein Zeitung coincide: “Crisis. ¡Crisis! ¿Crisis? La vida nunca ha sido sencilla y los tiempos a menudo han sido difíciles. Pero aún hoy, en medio de la crisis financiera, a muchos alemanes nos va mejor que a la mayoría en el resto del planeta. Naturalmente, entre nosotros también hay injusticias, los bienes no se reparten de un modo por completo equitativo, y muchos indicadores apuntan a la baja. No obstante, es válido el principio que nos llama a evitar el temor. Conservemos la confianza aún en estos días convulsos. Quien sea capaz de sacar fuerza interior de sus convicciones, podrá decir: aquel que no teme, no será arrastrado por la crisis. Tampoco por la de 2008.”

Que cunda el optimismo

En el mismo sentido corre el comentario del Independent, de Londres: “En estas fiestas navideñas hay lugar para la esperanza y la alegría. La elección de Barack Obama en Estados Unidos trae optimismo, sobre todo si cumple su promesa de luchar por el clima. También es de celebrar el que en nuestros países la mortalidad infantil haya descendido a niveles sin precedente, así como que la expectativa de vida se amplíe. Estas cuestiones rara vez llegan a los encabezados y, sin embargo, tienen gran influencia sobre nuestras vidas. Ciertamente, el Año Nuevo traerá consigo dificultades económicas. Pero si nosotros nos ocupamos más de nuestras familias y amistades en vez de acumular dinero, habremos sacado algo positivo de la recesión.”

Un socio peculiar

En otro tema, el diario vienés Der Standard opina sobre la cumbre de países productores de gas realizada en Moscú, y en la que participaron Bolivia y Venezuela: “Sobre todo, resulta interesante el momento en el que se produce este acontecimiento. Con algo de tardanza, los precios del gas siguen a los del petróleo, que desde el verano pasado se ha abaratado más de 70 por ciento. Como el principal proveedor de Europa, Rusia puede determinar el precio del gas y, si le es necesario, ligarlo al de las corbatas en caso de que así le convenga al señor Putin. Nada puede hacerse para remediarlo. Nos entregamos a la dependencia de un proveedor que tiene ideas peculiares en cuanto a lo que es una asociación. El malentendido ha resultado muy caro.”