¿Qué tan verdes son los autos eléctricos? | Ciencia y Ecología | DW | 13.04.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciencia y Ecología

¿Qué tan verdes son los autos eléctricos?

La electricidad de fuentes renovables juega un rol menor en la red energética alemana, de ahí que los autos eléctricos no ofrezcan ventaja ecológica alguna, señala un experto de Greenpece.

Greenpeace criticó severamente las premisas bajo las cuáles se producen los automóviles eléctricos durante un congreso auspiciado por la revista alemana auto motor und sport, celebrado este jueves (12.4.2012) en la ciudad de Stuttgart.

Wolfgang Lohbeck, experto en transporte del grupo ecologista, aseguró que, bajo las actuales condiciones de abastecimiento eléctrico, estos vehículos no cumplen las promesas con que pretenden seducir a los conductores: ni ahorran más energía que los coches tradicionales, ni protegen el medio ambiente.

Wolfgang Lohbeck

Wolfgang Lohbeck, experto en transporte de Greenpeace.

La electricidad proveniente de fuentes renovables sigue jugando un papel menor en la red energética de Alemania, de ahí que los autos eléctricos no ofrezcan ventaja ecológica alguna, señaló Lohbeck. Bajo las circunstancias vigentes y haciendo las equivalencias pertinentes, esa clase de vehículos genera más emisiones de dióxido de carbono que un automóvil diseñado para ahorrar gasolina, agregó el vocero de Greenpeace. A sus ojos, los motores de combustión seguirán dominando el mercado de aquí a quince años.

De ahí que la organización ecologista esté a favor de que la industria automotriz conciba motores de gasolina aún más ahorrativos. Winfried Kretschmann, jefe de Gobierno del Estado federado de Baden-Wurtemberg –el primer líder de Los Verdes a escala regional– secundó a Lohbeck cuando sostuvo que “un motor más eficiente es el primer paso hacia un menor consumo de petróleo”. Aunque Kretschmann cree que el futuro de la movilidad está en el auto eléctrico, el político desaconsejó apostarlo todo a una sola tecnología.

Autos eléctricos, ¿sólo para ricos?

Winfried Kretschmann Ministrepräsident Baden-Württemberg Dossierbild 3/3

Winfried Kretschmann, jefe de Gobierno del Estado federado de Baden-Wurtemberg.

Basándose en el hecho de que Baden-Wurtemberg es el principal productor de automóviles en Alemania, Kretschmann subrayó que esa entidad tenía la responsabilidad de desarrollar la tecnología del mañana. “Nosotros queremos convertir a esta región en la vanguardia de la movilidad”, dijo el político. A esas declaraciones de intención se sumaron las de Volkswagen; de aquí al año 2018, el fabricante de coches más grande de Europa invertirá sumas millonarias para que sus talleres sean un 25 por ciento más “verdes”.

“Eso quiere decir: 25 por ciento menos consumo de agua y energía, y 25 por ciento menos producción de desechos y emisiones de gases contaminantes”, especificó el jefe de desarrollos de Volkswagen, Ulrich Hackenberg, enfatizando que, además de los coches, también el proceso de producción debe aspirar a proteger el medio ambiente. Después de todo, un cuarto de las emisiones totales de un auto son generadas durante su fabricación. ¿Sólo palabras? Eso está por verse, dijo Lohbeck antes de compartir su opinión personal sobre los autos eléctricos.

“Yo no simpatizo con una forma de movilidad que excluye a tanta gente”, confesó el especialista de Greenpeace. “Los autos eléctricos son objetos de lujo para ricos”, acotó Lohbeck, argumentando que el alto costo de sus baterías impide que se cree un verdadero mercado para esos vehículos. A su juicio, mientras los autos eléctricos estén fuera del alcance de la mayor parte de la población, no habrá manera de que contribuyan a frenar el proceso de calentamiento global.

Autores: Klaus Ulrich / Evan Romero-Castillo
Editora: Rosa Muñoz Lima

DW recomienda