1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Elecciones Alemania

¿Qué significa la última la victoria regional del partido de Merkel?

Las elecciones en Renania del Norte-Westfalia confirman la tendencia nacional: la cristianodemócrata Angela Merkel se acerca a la reelección mientras su oponente, el socialdemócrata Martin Schulz, se debilita.

En Alemania no hay primarias y tampoco se elige al canciller por voto directo. Sin embargo, las elecciones regionales sirven como barómetro para percibir la intención de voto de cara a las elecciones generales, así como para prever quién ocupará el puesto de canciller.

Así que los comicios de este fin de semana en el densamente poblado estado de Renania del Norte-Westfalia (NRW) tienen un gran significado, a cuatro meses de las elecciones federales: la victoria de la unión cristianodemócrata CDU sobre el socialdemócrata SPD le brinda un importante impulso a la formación conservadora y a su líder, Angela Merkel.

 

Lea también:

Opinión: es hora de nuevas estrategias en Alemania

Alemania: elecciones regionales, decisivas para todo el país

 

Se eleva la CDU

La CDU no obtuvo esta victoria electoral en un estado cualquiera, sino justamente en la base partidista del SPD, donde los socialdemócratas habían gobernado con mayoría absoluta desde 1980 hasta 1995. Es más, desde 1966, la CDU solo había logrado gobernar este estado una vez, entre 2005 a 2010. No sorprende entonces que los medios alemanes interpreten el resultado electoral de este domingo como un "terremoto político”.

Los cristianodemócratas parecen afirmarse en su camino hacia el triunfo a nivel federal. La de NRW es la tercera elección regional consecutiva que gana la CDU este año. Primero, el estado de Sarre reeligió a su ministra-presidente cristianodemócrata. Luego, los cristianodemócratas de Schleswig-Hosltein desbancaron al gobernante ministro-presidente socialdemócrata, un resultado que repitieron ahora sus pares en Renania del Norte-Westfalia. Aquí se ve una tendencia y algunos analistas ya dicen que Merkel ha garantizado ya su reelección en septiembre.

SPD a la defensiva

Cuando el rival de Merkel, Martin Schulz, fue nominado como jefe del SPD y candidato a canciller el pasado enero, le proporcionó aliento al partido, con un incremento en las encuestas y miles de nuevos integrantes a sus filas. Pero este ímpetu parece haberse detenido y ahora Schulz no parece representar una amenaza para la canciller.

Las más recientes encuestas nacionales lo confirman: el brevemente recuperado SPD se ha desinflado y vuelve a puntuar como antes de la candidatura de Schulz. Esta noticia debe ser dolorosa para el otrora presidente del Parlamento Europeo, quien ha admitido no ser "un mago”, aunque ha prometido seguir en la lucha, que ahora se le hará más difícil.

Hasta el momento, el candidato no ha revelado mucho de su estrategia. Su tema principal de "justicia social” no le ha proporcionado mucho apoyo. Mientras que el enfoque del CDU en el tema de la seguridad parece resonar en los votantes.

 

Lea también:

Encuestas: CDU de Merkel aventaja al SPD de Schulz ante generales de septiembre

 

Las recientes elecciones regionales representan un "renacimiento del CDU”. El partido se había desempeñado exitosamente en las últimas elecciones regionales, lo que llevo a que perdieran la cámara alta del parlamento, el Bundesrat. Merkel, como jefa de partido asumió la culpa de ello.

Pero el resultado en Renania del Norte-Westfalia no solo demuestra que el CDU pudo obtener votos de otros partidos, sino también de nuevos votantes que se habían abstenido en los últimos años.

La AfD se debilita

Por su parte, los populistas de ultraderecha alemanes parecen estancarse. Aunque lograron sobrepasar el deseado 5 por ciento para entrar al parlamento, no alcanzaron mucho más apoyo.

A diferencia del resto de Europa, la AfD continúa al mismo nivel de partidos pequeños como los Verdes y La Izquierda, mientras que el CDU y SPD compiten por defender poderío electoral, dejando así el panorama político alemán estable.

El resultado en Renania del Norte-Westfalia también abre el camino para otras alternativas a la "Gran Coalición” del SPD y el CDU, la cual gobierna actualmente al país. El resurgimiento del partido Liberal FDP, el socio usual del CDU, implica que el retorno de viejas, y creación de nuevas, combinaciones de gobierno podrían hacerse realidad en un futuro en Alemania.

Kay-Alexander Scholz (JCG/RML)

DW recomienda