1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

¿Qué significa el fallo sobre el "brexit"?

La decisión de la Corte Suprema demora el proceso de abandono de la UE, pero igualmente le da aire a Theresa May: los parlamentos regionales no tienen derecho a decidir.

La Corte Suprema británica ha decidido: Theresa May, la primera ministra, debe recibir el beneplácito de ambas cámaras del Parlamento antes de comenzar el procedimiento de abandono de la UE. La disputa jurídica comenzó con una demanda de Gina Müller, gestora de un fondo de inversión, que argumentó que no es democrático que Downing Street no consulte al Parlamento antes de comenzar el proceso del "brexit".

El Gobierno contestó que tiene todo el derecho de enviar a Bruselas hasta fines de marzo la declaración de abandono de la UE de conformidad con el artículo 50 del Tratado de Lisboa sin consultar antes al Parlamento. Pero, en noviembre, la Alta Corte de Justicia le dio la razón a Miller.

Lord Neuberger, el presidente del Tribunal Supremo, confirmó ahora que el Gobierno "no puede aplicar el artículo 50 sin autorización previa del Parlamento". El Tribunal falló, además, que los parlamentos de Gales, Escocia e Irlanda del Norte no deben ser consultados: una victoria para Downing Street.

"Enemigos del pueblo"

Ya luego de la decisión de la Alta Corte, en noviembre, la prensa sensacionalista británica calificó a los jueces de "enemigos del pueblo". Defensores del "brexit" intentan ahora desacreditar también el fallo del Tribunal Supremo, calificándolo de "antidemocrático".

"El fallo de hoy da al 'establishment' la posibilidad de ablandar y demorar el 'brexit' limpio por el que votó el pueblo", dijo Arron Banks, presidente del controvertido grupo "leave.eu” y principal financiador del partido político antieuropeo UKIP.

Los jueces del Tribunal Supremo no dictaron condiciones acerca de en qué forma debe tener lugar la aprobación del Parlamento. Se cree que el Gobierno solo le planteará una breve pregunta, sin mayores detalles.

Los Nacionalistas Escoceses (SNP), que disponen de un importante número de bancadas en el Parlamentos, ya han anunciado que pondrán en el orden del día 50 "serias y sustanciales" correcciones a la ley. Los liberaldemócratas exigen incluso un segundo referéndum.

"Una situación enojosa"

El fallo de que los Parlamentos regionales no tienen derecho a codecidir podría hacer además que Nicola Sturgeon, la jefa de Gobierno escocesa, decida realizar un nuevo referéndum para independizar a Escocia de Gran Bretaña.

"Honestamente, la decisión de que el Parlamento de Escocia no tiene derecho a codecidir se siente como un golpe en el rostro", dice Carolina Flyn, escritora de Edimburgo. Y agrega: "Todos los distritos electorales de Escocia votaron contra un abandono de la UE. El primer referéndum sobre la independencia de Escocia fue dominado por la cuestión de si después de una separación de Gran Bretaña, Escocia seguiría perteneciendo o no a la Unión Europea. Ahora, todo indica que perderemos la pertenencia a la UE, a pesar de que nos decidimos por permanecer en Gran Bretaña. Eso es muy enojoso".

Ver el video 02:11

Reacciones al freno británico al "brexit" en Bruselas

Audios y videos sobre el tema