1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Vida sana

¿Qué peligro pueden encerrar los tampones?

Cuando un tampón se deja introducido más de 8 horas, aumenta el riesgo de sufrir el síndrome del choque tóxico (SST), que puede llegar a ser mortal. Para impedirlo, solo hay que tomar un par de precauciones

Una estudiante británica olvidó extraer el tampón que se había introducido hacía más de una semana. Cuando comenzó a sentir molestias lo atribuyó al estrés de los exámenes. Lo que no sabía es que el tampón que había olvidado sacar le había ocasionado una septicemia con fatales consecuencias. Poco después comenzaron a aparecer los primeros síntomas del choque tóxico; hasta que perdió el sentido. En la unidad de cuidados intensivos pudieron salvarle la vida gracias a los antibióticos. Si el tampón hubiese estado una hora más en su interior, la estudiante lo habría pagado con su vida.

¿Cómo se llega a una situación tan peligrosa? La mayoría de los casos, el síndrome del choque tóxico, también conocido como TSS, está relacionado con mujeres que utilizan tampones durante la menstruación. Al colocarlo o retirarlo, la mucosa vaginal puede dañarse y crear una puerta de entrada para bacterias que llegan al flujo sanguíneo rápidamente. Con el tampón se acumula sangre en el interior, favoreciendo que las bacterias se multipliquen a una velocidad vertiginosa.

A pesar de que la hoja de instrucciones que acompaña el producto advierte de los posibles riesgos del TTS, para la mayoría de mujeres es una enfermedad aún desconocida. Y es que hay que tomar un par de precauciones para evitar la infección. En primer lugar, antes de introducirse el tampón hay que lavarse bien las manos y la zona íntima. Asegurarse de usar tampones que mantienen su envoltorio original. Se recomienda elegir el tamaño y la absorción adecuados. Pero lo más importante es no utilizar el tampón durante más de 8 horas para evitar la reproducción de bacterias.