1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Internacional

¿Qué hará Trump con el legado de Obama?

El futuro presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, puede mejorar o cancelar muchos de los logros de ocho años de presidencia de Obama. Los expertos opinan al respecto.

Ya han pasado ocho años desde que el presidente Barack Obama se convirtió en presidente de los Estados Unidos. "Obama tomó su cargo en el momento más complicado de todos los presidentes desde Franklin D. Roosvelt", opina el catedrático Ian Morgan de la University College de Londres. "Estados Unidos se hallaba ante la mayor crisis económica desde la Gran Depresión y lideraba dos guerras en el extranjero. Una herencia dura", añade. Además, Obama se enfrentó a un país políticamente polarizado y con las manos atadas ante los republicanos, cuyo objetivo principal era obstaculizarlo o, en el mejor de los casos, obligarlo a dimitir de su cargo.

Economía

Uno de los logros personales de Obama fue, tras la gran crisis financiera de 2008, evitar que el país cayera en otra gran depresión económica, piensa el catedrático Desmond King de la Universidad de Oxford. Como respuesta a las consecuencias de dicha crisis, Obama no solo consiguió que el Congreso aprobara el mayor programa de apoyo financiero de la historia del país, sino que también estableció, con la Ley Dodd-Frank, la regulación del mercado financiero, para evitar situaciones similares en el futuro.

Mientras que Trump podría poner en peligro gran parte del legado de Obama, "permanecerá lo que éste hizo para proteger a Estados Unidos de nuevas catástrofes", dice el catedrático David Sylvan de la Universidad de Ginebra. El logro de Obama, según Sylvan, fue garantizar que "Estados Unidos se recuperara de la crisis económica de 2007/2008".

Manifestación a favor de Obamacare.

Muchos estadounidenses tienen miedo de que Trump cambie o cancele el sistema sanitario Obamacare.

Política interior

Sin duda, la reforma sanitaria de Obama, conocida como Obamacare, fue uno de sus objetivos. "Es su legado", dice King. "Consiguió un seguro médico general para todos los estadounidenses. Muchos de sus antecesores lo intentaron y fracasaron", añade. Debido a esta reforma sanitaria, millones de estadounidenses se vieron, por primera vez en su vida, asegurados. "Es la medida social y política más importante desde los años 60", comenta Morgan.

"Creo que el mayor error de política interior de Obama, lo que no pudo solucionar en ocho años de Gobierno, fue el aumento de la brecha de bienestar en la sociedad", explica Morgan. El presidente reconoció el problema, pero no fue capaz de solucionarlo, lo que conllevó al ascenso político de Trump.

Política exterior

Mientras que todos los politólogos consultados consideran que el pacto nuclear con Irán es el éxito más importante de su política exterior, al mismo tiempo creen que la administración de Trump podría desmenuzarlo. Sylvan considera que "el rechazo de intervenir en Siria" de Obama es otro logro que se respetará en el futuro, que incluso el Gobierno de Trump probablemente respete, ya que "muy poca gente en la actualidad quiere intervenir en Siria". Por primera vez y, desde hace mucho tiempo, Obama ha logrado parar el flujo de soldados jóvenes estadounidenses que mueren en campos de batalla en el extranjero.

Morgan, por su parte, no está de acuerdo en que el legado en política exterior de Obama "será un fundamento sólido", porque Obama no intervino en Siria, y Rusia rellenó el vacío generado por Estados Unidos. En consecuencia, Rusia consiguió situarse como el actor más importante de la región desde 1970.

Cartel de Tea Pary contra Obama.

Tea Party: no hay límites para perjudicar a Barack Obama.

Relaciones raciales

Independientemente de lo que hagan los republicanos y el Congreso con la herencia política y social de Obama, este se convirtió en el primer presidente afroamericano de los Estados Unidos, lo que le ha asegurado un lugar indiscutible en los libros de historia. King cree que es importante tener este hecho en cuenta. Esto ha sido posible tras los cambios que se lograron en el movimiento de derechos cívicos de los 60.

Las relaciones raciales no han mejorado desde que Obama está en el cargo, sino incluso han empeorado, opinan los expertos, porque la elección del primer presidente de color negro ha originado un contramovimiento racista de motivación política. "Un par de meses después de su toma de posesión, un movimiento nacional comenzó a agitarse en su contra, el Tea Party", aclara King. Al mismo tiempo, se debatía si Obama había nacido en Estados Unidos y tenía el derecho de ser presidente.

Todo esto ha influenciado claramente en las elecciones de 2016. "Desde mi punto de vista, una especie de complejo de inferioridad cultural de los estadounidenses blancos con respecto a un presidente afroamericano y a esto se le añade la primera mujer presidenta en la Casa Blanca. Ha sido demasiado para los estadounidenses. Votaron entonces a Trump en 2016", dice.

 

DW recomienda