1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

¿Qué busca Medvedev en América Latina?

Con su viaje a América Latina, el presidente ruso, Dmitri Medvedev, quiere impulsar el desarrollo de un mundo multipolar que se contraponga a la hegemonía de EE. UU., dice experto alemán.

default

Dmitri Medvedev: visita Perú, Brasil, Venezuela y Cuba.

Dimitri Medvedev se encuentra de viaje por a la región. La primera estación de su periplo es Lima, donde el sábado (22.11.08) tomará parte en la cumbre de los países del Foro de Cooperación Asia Pacífico (APEC). El lunes visitará Brasil y posteriormente viajará a Venezuela y Cuba.

Alexander Rahr, director del área Rusia y Eurasia de la Sociedad Alemana para la Política Exterior, dice en conversación con DW-WORLD que desde la era Putin hay un interés claro en América Latina a diferencia de cuando gobernó Boris Yeltsin, que prácticamente la olvidó.

Wladimir Putin in China Reaktion auf Kriegsausbruch in Südossetien

Vladimir Putin: fortalecer la relaciones.

“El mismo Putin visitó la región y creo que Medvedev actuará muy en la línea de Putin: se trata de fortalecer las relaciones políticas, pero sobre todo la cooperación energética con los países petroleros más importantes. Rusia quiere establecer a largo plazo una especie de organización mundial de gas al estilo de la OPEP, para ello necesita el apoyo y la cooperación con los principales países productores de petróleo en América Latina. Pero también está en juego otra cosa. Se escucha un batido de sables previamente a la vista de Medvedev, en particular en relación a Cuba y Venezuela, los países que sostienen una postura crítica frente a EEUU. En estos países Medvedev quiere poner en claro la postura rusa y fortalecer un mundo multipolar que sustituya en los próximos años al mundo unipolar con la hegemonía de EEUU.

Tras la Cumbre de Lima, la primera estación del periplo de Medvedev es Brasil. El director de la Agencia de Energía Nuclear rusa, Sergei Kiriyenko, dijo que el intercambio comercial entre Rusia y Brasil alcanzará pronto un volumen de 10.000 millones de dólares, sobre todo por la cooperación energética, ¿en qué momento se encuentran las relaciones entre Brasil y Rusia?

Sergei Wladilenowitsch Kirijenko

Sergei Kiriyenko

Es una cooperación estratégica que no ha llegado aún lejos pero Rusia tiene interés en fortalecer la cooperación con los países BRIC – Brasil, Rusia, India y China- para que este grupo se posicione como una alternativa frente al G-8. Este año se produjo la primer cumbre de los países BRIC a nivel ministerial, ahora Rusia intentará demostrar en Brasil que considera el grupo de los BRIC como un vehículo importante para alcanzar este mundo multipolar.

También existe una cooperación militar. Rusia quiere vender a Brasil aviones de la generación 4 + y tipo SU-35. ¿Sabe usted algo más al respecto?

Los países latinoamericanos tienen interés en adquirir moderno armamento ruso, no están sujetos a los estándares de la OTAN como los países del centro y este de Europa. Creo que esto tiene fines comerciales, todos los países necesitan armas y el armamento en Rusia no es caro, más bien es más barato que el que producen los países de la OTAN. En este sentido no considero este objetivo reprochable. Esa cooperación militar con América Latina fue cuidada desde los tiempos de la entonces Unión Soviética en su búsqueda por conquistar mercados y mejorar las relaciones comerciales y asegurarse fuentes de divisas pero no hay que sobreestimar esta cooperación militar.

Rusia cuenta con 15.000 cabezas nucleares y eso sigue despertando miedos en la región. El ministro de Defensa colombiano, Juan Manuel Santos dijo recientemente que la presencia militar rusa en América Latina podría provocar una nueva Guerra Fría. ¿No se puede negar que Rusia aspira a jugar un papel central en la geopolítica mundial, o sí?

Esos serán a lo mucho sueños de Rusia, no me imagino que Rusia más allá de la venta de armas sea capaz de hacer algo más en la región desde el punto de vista militar. En primer término se trata de una cooperación comercial, a lo mucho una estrategia geopolítica para desafiar a los EEUU. Rusia ya no es la Unión Soviética, ni desde el punto de vista ideológico, ni político, ni militar. No creo que Rusia instale ahora una base militar en Cuba o en Venezuela para enfrentar a EEUU. Si eso sucediera estaríamos de nuevo en la Guerra Fría pero de momento realmente no parece ser el caso.

Lea en la segunda parte sobre las especiales relaciones de Rusia con Cuba y Venezuela.