1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Putin inaugura monumento a Vladímir

El presidente ruso, Vladímir Putin, inauguró frente al Kremlin la monumental estatua del Príncipe Vladímir, que cristianizó hace más de mil años la Rus de Kiev (988), el reino eslavo precursor del actual Estado ruso. "Este monumento rinde memoria a nuestro destacado antepasado, considerado al mismo tiempo santo, dirigente político y guerrero, además de fundador espiritual del Estado ruso", dijo Putin, un creyente confeso pese a su pasado en el KGB. Con ocasión del Día de la Unidad del Pueblo, la fiesta nacional que sustituyó al 7 de noviembre, aniversario de la Revolución Bolchevique, Putin no evitó las alusiones al "deber" de los rusos de afrontar "unidos" las "nuevas amenazas", sin citar a Occidente. "Vladímir puso las bases de un Estado fuerte, unido y centralizado, que estaba integrado en un plano de igualdad por una gran familia de pueblos, idiomas y religiones", subrayó. En otro pasaje con claros paralelismos con el siglo XXI, recordó que el príncipe, que gobernó el reino con capital en Kiev desde el año 978 hasta su muerte en 1015, pasó a la historia como "un conquistador y defensor de territorio ruso", para lo que contó con ayuda de mercenarios vikingos. Putin destacó, en particular, "el bautismo de Rusia", que tuvo lugar precisamente en Crimea, península que fue anexionada por Moscú en marzo de 2014 y que el jefe del Kremlin ve como "la Jerusalén rusa". Además, subrayó que su predecesor es "una fuente espiritual común para los habitantes de Rusia, Bielorrusia y Ucrania", no en vano recientemente volvió a recordar que, digan lo que digan en Kiev, rusos y ucranianos son el mismo pueblo. Esta misma semana Putin propuso una nueva ley sobre "la nación rusa", que debe abarcar a las casi 200 etnias que componen este país, lo que algunos analistas vincularon con la recuperación de la idea del pueblo soviético. Ésta es la primera estatua erigida en Rusia en honor a este príncipe, ya que hasta ahora el monumento más conocido de Vladímir se encuentra a orillas del río Dniéper en Kiev y es uno de los símbolos de la capital ucraniana. (EFE)