1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Putin busca aliados en Europa

Putin y el premier húngaro Orban abordarán en su encuentro principalmente cuestiones económicas, algo que Moscú podría usar como medida de presión para otros asuntos muy distintos, como el de Ucrania.

La visita de Vladimir Putin a Budapest este martes (17.02.2015) recordará a muchos húngaros una antigua canción popular: Solo es guapo el de los ojos azules. El moscovita de los ojos azules tratará de convencer de que él es el guapo, el bueno. Algo que no será necesario para el premier húngaro Viktor Orban, que ya calificó repetidas veces a Putin como un ejemplo político a seguir.

Protestas contra Orban durante la visita de Merkel.

Protestas contra Orban durante la visita de Merkel.

Sin embargo, el premier húngaro tendrá que ir con cuidado. Es un secreto a voces que el presidente ruso tratará de usar los acuerdos sobre el suministro de gas barato a Hungría para buscar apoyo a su política en el este de Ucrania. Y aunque se oponga a las sanciones impuestas a Moscú por la crisis de Ucrania, Orban no podrá volver la espalda a Europa. Angela Merkel ya lo dejó claro en su última visita a Budapest: defender las libertades de Occidente y no poner en duda la política europea.

Discordia sobre la política rusa

La discusión entre Merkel y Orban dos semanas antes de la visita de Putin demuestra que la UE está preocupada por la actitud del húngaro hacia Rusia. Además, Putin podría ver en Hungría un socio potencial en Europa y hace tiempo que la UE no ve con buenos ojos estas buenas relaciones. Además de hablar de “putinización”, preocupa la dirección hacia una democracia “no liberal". Pero… ¿podría calificarse a Orban como un segundo Putin?

Para Kai-Olaf Lang, de la Fundación Ciencia y Política, sería una comparación poco acertada. “Tanto Putin como Viktor Orban tienen ambición de poder”, aclara el politólogo a DW. Su gobierno optó por una concentracion de poder acotando a las fuerzas críticas. Como político, Orban cuestiona los valores occidentales, pero al contrario que Putin acepta la idea de un cambio democrático.

El sociólogo húngaro Pal Tamas también ve diferencias entre ambos. Los dos coinciden en rechazar el liberalismo occidental, presente en Europa desde la caída de la Cortina de Hierro, aclara. Pero al contrario que Putin, Orban tiende a Occidente. Orban trata de establecer relaciones con regímenes autoritarios para conseguir mayor peso político, puntualiza Lang. Quiere a Hungría en Occidente, manteniendo la independencia respecto a la UE y la OTAN.

Dependencia energética

Como receptor del 3% de las exportaciones húngaras, Rusia es un importante socio económico para Hungría, pero no el único. Sin embargo, es el mayor proveedor de gas y petróleo y Budapest depende energéticamente de Moscú. Además de hablar de la posible construcción de una central nuclear financiada con capital ruso, probablemente busquen acuerdos sobre las reservas y el precio del gas en Hungría.

Pal Tamas aclara que, pese a que Hungría esté en la UE y tenga excelentes relaciones económicas con Alemania, desde un punto de vista pragmático buscará relaciones con China, Rusia y otros regímenes del este. Para Kai-Olaf lang, una política destinada a mantener a Rusia como socio de reserva en caso de que Hungría se aísle aun más de Occidente. Sin embago, habrá que esperar al encuentro para ver si esa actitud hacia Rusia consolidará la posición de Orban en la UE o, por el contrario, le obligará a tomar una posición clara.