1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

¿Prueba informe del OIEA la naturaleza pacífica de programa nuclear iraní?

Irán considera que el último informe del Organismo Internacional de la Energía Atómica prueba la naturaleza pacífica de su programa nuclear. Un instituto de seguridad en EE.UU. interpreta los datos de otro modo.

El último informe del organismo apuntaba a una expansión por parte de Irán de su programa de enriquecimiento de uranio.

El último informe del organismo apuntaba a una expansión por parte de Irán de su programa de enriquecimiento de uranio.

"El informe del OIEA vuelve a probar que todos los programas nucleares en marcha son de naturaleza pacífica y sin fines militares", dijo el enviado iraní al organismo basado en Viena, Ali Asghar Soltanieh, en declaraciones a la televisión estatal.

El último informe del organismo apuntaba a una expansión por parte de Irán de su programa de enriquecimiento de uranio y también a la posibilidad de que Teherán esté encubriendo pruebas sobre su investigación para fabricar armas nucleares.

Soltanieh no se refirió a los detalles del informe, pero señaló que Irán está cooperando plenamente con el OIEA.

¿Suficiente para fabricar al menos cinco armas nucleares?

Las conversaciones que el grupo 5+1 (Estados Unidos, Rusia, China, Reino Unido, Francia y Alemania) de la comunidad internacional celebró esta semana en Bagdad con Irán terminaron sin avances concretos, pero con el acuerdo de continuar el próximo mes, algo que valoraron tanto Washington como Moscú, mientras el OIEA manifestó el viernes su preocupación porque Irán pudiera estar borrando pistas de un posible programa armamentístico nuclear en una instalación en Parchin.

Según la organización, durante mucho tiempo en Parchin, cerca de Teherán, no se observaron actividades especiales, pero ahora el movimiento en torno a la central es tan frenético, con la presencia de tantos vehículos y camiones, que se sospecha que se pretende evitar un registro efectivo de la instalación, afirmaba el informe.

Los controladores del OIEA llevan tiempo exigiendo el acceso a Parchin, donde Occidente sospecha que podrían estarse probando partes de cabezas nucleares, según información de los servicios secretos de occidente. El lunes, el OIEA e Irán acordaron que los controladores reciban más información, aunque el texto aún no fue firmado.

El informe del OIEA señalaba también que en una instalación en Fordo se enriquecieron más cantidades de uranio al nivel del 20 por ciento, con lo que Irán ya tendría 94 kilogramos. También se instalaron nuevas centrifugadoras.

Los controladores hallaron también en Fordo uranio enriquecido al 27 por ciento. Irán alega que por motivos técnicos el enriquecimiento fue mayor al deseado.

Entretanto, la agencia de noticias Reuters reporta que un instituto de seguridad de Estados Unidos ha interpreta los datos de otro modo. Irán ha aumentado significativamente su producción de uranio enriquecido a bajo nivel y la elaboración total en los últimos cinco años, lo que sería suficiente para fabricar al menos cinco armas nucleares si el material alcanza un mayor grado de pureza, aseguró el Instituto de Ciencia y Seguridad Internacional (ISIS, en sus siglas inglesas).

Fuentes: dpa, reuters

Editora: Rosa Muñoz Lima

DW recomienda