1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Protestas islamistas en Egipto dejan tres muertos

Entre las víctimas, se encuentra un general. Las manifestaciones, poco masivas, estuvieron marcadas por un enorme despliegue de seguridad.

Un general del Ejército de Egipto se encuentra entre las tres víctimas fatales informadas este viernes (28.11.2014) durante las manifestaciones a las que convocaron distintos movimientos islamistas del país africano, con el objetivo de “izar la bandera de la identidad islámica en Egipto, rechazar la dominación extranjera y derrocar el Gobierno de los militares”.

Hombres armados a bordo de un vehículo atacaron a una patrulla militar en el barrio de Matariya, donde un general resultó muerto, mientras que dos soldados quedaron con heridas. Otras dos personas habrían perdido la vida en circunstancias desconocidas. La información era confusa, pues el sitio web de los Hermanos Musulmanes elevaba la cifra de víctimas fatales a cinco, sin que existiera confirmación independiente de ello.

Las protestas convocadas por los islamistas estuvieron marcadas por enormes medidas de seguridad, lo que hizo que fracasara el intento por movilizar a los seguidores de grupos como los Hermanos Musulmanes, que también se sumaron a la convocatoria del Frente Salafista. Pese a esto, no consiguieron la masividad que tuvieron en ocasiones anteriores, cuando se reunieron a defender la autoridad del derrocado presidente Mohamed Mursi.

Capacidad limitada

Las fuerzas de seguridad, que se desplazaban en vehículos blindados, estaban armadas con ametralladoras, rifles de cartuchos y pistolas y contaban con el apoyo de unidades especiales cuyos miembros estaban encapuchados. Varios helicópteros sobrevolaron el barrio de Matariya, donde se congregó la mayor cantidad de manifestantes (unos 200), mientras que en otras zonas de El Cairo imperaba una tensa calma.

En declaraciones a la agencia de noticias EFE, el analista político egipcio Hassan Nafaa reconoció el fracaso de esta convocatoria, lo que, a su juicio, demuestra que la corriente islamista perdió su base popular y que su capacidad para movilizar a las masas ya está limitada. La policía, por su parte, informó de la detención de 224 personas, por participar en las manifestaciones.

DZC (dpa, EFE, Europa Press)