1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Protestas en vísperas de regreso de Putin al Kremlin

Miles de personas se manifestaron hoy en Moscú para reclamar más libertades democráticas, justo un día antes de que Vladimir Putin asuma el cargo de presidente del país por tercera vez.

Rusia sin Putin, reza en la pancarta de los manifestantes.

"Rusia sin Putin", reza en la pancarta de los manifestantes.

Manifestantes rusos transportaron un ataúd negro con la palabra "democracia" escrita en él por la ciudad de Vladivostok, en el inicio de las protestas contra Vladimir Putin en la víspera de su regreso a la presidencia por otros seis años. 

Putin será nombrado este lunes 7 de mayo presidente por tercera vez, tras los mandatos que asumió en 2000 y 2004. Los últimos cuatro años fue primer ministro bajo la presidencia de Dmitri Medvedev. Las elecciones presidenciales que el 4 de marzo le otorgaron el 63,6 por ciento de los votos se vieron ensombrecidas por acusaciones de manipulación.

Iglesia ortodoxa bendecirá a Putin

La oposición también planeaba una "marcha del millón" en Moscú y realizó manifestaciones menores en otras ciudades el día antes de la ceremonia de investidura en el Kremlin, donde el jefe de la Iglesia Ortodoxa rusa bendecirá a Putin.

Muchos rusos están molestos con que Putin, de 59 años, esté extendiendo su dominio de 12 años sobre Rusia y temen que sofoque las reformas políticas y económicas durante su nuevo mandato. Testigos dijeron que unos 100 manifestantes realizaron una protesta en una plaza central en el puerto al Pacífico de Vladivostok y desplegaron una pancarta que decía "Putin no es nuestro presidente", una referencia a las acusaciones de fraude en las elecciones del 4 de marzo, en las que Putin ganó.

“Investidura de Putin no es fiesta nacional”

"Putin fue elegido ilegítimamente (.. .) No podemos quedarnos callados y mirar esta desgracia", dijo Boris Nemtsov, un líder liberal opositor, antes de la marcha en Moscú. "Las personas que no son indiferentes vendrán para mostrarle a Putin que su investidura no es una fiesta nacional como él piensa, como una coronación, es el funeral de la política honesta", declaró.  

Putin ha desestimado las acusaciones de que el fraude masivo le ayudó a ganar las elecciones presidenciales y aseguró la victoria de su partido Rusia Unida en los comicios parlamentarios de diciembre.

Seis personas fueron detenidas tras la manifestación en Vladivostok, dijeron a reporteros algunos partidarios de oposición. La policía también detuvo a 10 manifestantes en la ciudad de Kurgan en los Urales y varias fueron dispersadas por la policía en la ciudad de Kemerovo en el oeste de Siberia, informó la prensa rusa. Semanas de protestas contra Putin, desatadas por las acusaciones de fraude electoral, perdieron su impulso cuando el líder fue reelecto. La oposición esperaba atraer grandes masas nuevamente el domingo para presionar más a Putin al inicio de su nuevo mandato.        

No obstante, el entusiasmo por las protestas podría verse afectado por el hecho de que la oposición convocó las manifestaciones en un día de feriado nacional en el que muchas personas prefieren salir de Moscú.        

En respuesta a los planes de la oposición, partidarios de Putin anunciaron su propia manifestación en la que esperaban que unas 50.000 personas. Liderados por una pancarta naranja en la que podía leerse "El cambio exige solidaridad", la marcha opositora discurrió por el centro de la capital rusa, según informó el portal de Internet kasparov.ru.

Fuente: dpa

Editor: José Ospina-Valencia