1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Global Ideas

Protegiendo la biodiversidad de las paradisíacas islas Seychelles

La protección del ecosistema y la biodiversidad es una prioridad en las Seychelles. La iniciativa BIOFIN tiene como objetivo apoyar al país en sus esfuerzos.

Objetivo del proyecto: una mejor financiación para el desarrollo de proyectos importantes de biodiversidad en todo el país.

Socios del proyecto: el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), financiado a través de la Iniciativa Internacional para la Protección del Clima (ICI, en sus siglas en inglés).
Tamaño del proyecto: 29 países en todo el mundo, principalmente en América del Sur, África y Asia.

Presupuesto del proyecto: 17,3 millones de euros. Actualmente se están determinando las necesidades económicas para las Seychelles.

Implementación: BIOFIN es un proceso de varias fases "de abajo hacia arriba": en primer lugar, se determinarán los principales actores y las necesidades de financiación exactas para la protección de especies; a continuación, se desarrollarán e implementarán estrategias nacionales.

Biodiversidad: La mitad del territorio del país está bajo protección medioambiental. Como consecuencia, se han podido desarrollar muchas especies de plantas y animales únicas de esta región. Con 15 especies endémicas y docenas de otras especies, la avifauna del país es considerada una de las más diversas de todo el Océano Índico.

Duración del proyecto: Hasta finales de 2016. Una extensión ya está siendo considerada.

Texto:

Las Seychelles representan el cielo en la tierra para los animales y las plantas: un suelo fértil, un clima húmedo, mucho sol. La república es el primer país en el mundo en incluir la protección de la naturaleza en su constitución, a principios de los 90. Alrededor de 100 plantas y varias docenas de especies de animales son endémicas de estas islas del Océano Índico: entre ellas, la ancestral tortuga gigante, la ranita gardiner de las Seychelles (que es solo del tamaño de una uña), o la legendaria palmera coco de mar.

Para asegurar que los esfuerzos de conservación de la isla, que se consideran ejemplares, no se queden sin dinero, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) ha elaborado un método de financiación, que está en marcha en las Seychelles desde la primavera de 2014: BIOFIN. Representantes de las organizaciones no gubernamentales, del gobierno, así como de los sectores del turismo y de la pesca se reúnen regularmente, para determinar sus necesidades económicas concretas y discutir sobre proyectos de conservación eficaces. Hay mucho en juego: sin su fantástica naturaleza y turismo de cinco estrellas las Seychelles no serían económicamente viables.