1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciudades y Rutas

Prora: un balneario con pasado difícil

El proyecto de construcción de un albergue juvenil en el Balneario de Prora, que mandó construir Adolfo Hitler hace 70 años, levanta controversia.

default

Balneario de Prora.

La isla de Rügen, la mayor isla alemana en el Báltico, es famosa por sus rocas blanquecinas, su fina arena y mar azul. Cuenta con más de 500 kilómetros de playas.

Estas condiciones óptimas para un balneario, las reconoció ya durante la Alemania nazi Adolfo Hitler. El dictador alemán construyó ahí el balneario de Prora y en su retórica demagógica lo presentó como un lugar para “fortalecer el estado mental del pueblo alemán”. Al comienzo de la Segunda Guerra Mundial, los nazis abandonaron esos planes, para dedicar todos los recursos a la guerra. Ni Hitler visitó el complejo integrado por ocho bloques y un total de 10.000 habitaciones, todas con vista al mar, ni Prora fue usado como balneario.

El recinto alojó a prisioneros de guerra, posteriormente a refugiados alemanes desplazados provenientes de regiones del Este de Europa. En el transcurso de los más de 40 años de existencia de la República Democrática Alemana (RDA), fue convertido en base del Ejército Popular Nacional (NVA), en donde se capacitó militarmente a tropas de regímenes aliados, como Cuba, Angola y Mozambique.

Planes nazis

Kraft durch Freude Ostseebad Prora auf Rügen

Prora: un complejo con oscuro pasado.

En 1936 la organización “Kraft durch Freude” (Fuerza mediante Alegría), comenzó la construcción del complejo que cuenta con cinco kilómetros de playa. Fue la obra más extensa del nazismo y aspiraba a ser el lugar de esparcimiento más grande del mundo dedicado a "la clase trabajadora". Costaría apenas dos marcos imperiales al día, lo que incluiría alojamiento, alimentación, así como un sillón de playa con toalla. La construcción diseñada por el arquitecto Clemens Klotz estaba prácticamente lista cuando comenzó la guerra. Tras la capitulación alemana y la llegada de las tropas soviéticas en 1945 el ala norte del complejo fue dinamitada. La mayor parte del balneario quedó en ruinas en una de las playas más hermosas de Rügen.

Albergue juvenil

Después de varios intentos de dar un nuevo uso al desvencijado grupo de edificios, los planes de construcción de un alberge juvenil han provocado controversia debido a la difícil historia del lugar. El próximo mes de abril comenzarán los trabajos de restauración del bloque 5 con un costo de aproximadamente 14 millones de euros, que serán aportados por fondos federales, estatales y por la Confederación alemana de Albergues Juveniles.

Las protestas no se han hecho esperar. Juergen Rostock, director de Stiftung Neue Kultur (Fundación Cultura Nueva), calificó los planes de construcción como un “escándalo”. Dicha fundación fue creada durante los últimos días de la RDA para acompañar el proceso de transformación cultural de un sistema a otro y maneja un centro de documentación en el lugar en donde se encuentra el balneario.

Una opinión más favorable es la de la diputada del parlamento local, Kerstin Kassner, que respalda el proyecto que será dirigido por la Municipalidad de Rügen, pero pidió que se tuviera “sensiblidad” debido al legado del lugar. “La perspectiva de que ese triste recinto se convierta en un centro vacacional para jóvenes es algo fantástico”, afirma.

DW recomienda