1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Propondrán guardia fronteriza europea

La Comisión Europea propondrá crear un cuerpo de guardias fronterizos para controlar mejor los límites del bloque comunitario y evitar que sus miembros suspendan el principio de libre circulación en la zona Schengen.

La Comisión Europea (CE) propondrá el próximo martes (15.12.2015) crear un cuerpo europeo de guardias fronterizos para mejorar el control de los límites exteriores del bloque comunitario y evitar que sus países miembros opten por suspender el principio de libre circulación en la zona Schengen. “Dada la situación en la que se encuentra la Unión Europea (UE), el control efectivo de nuestras fronteras exteriores es una condición vital para asegurarnos de que nuestro acuerdo Schengen no se vea amenazado”, afirmó en rueda de prensa el portavoz comunitario Margaritis Schinas.

El portavoz alegó que la idea no era nueva, recordando que ésta ya había sido introducida por el presidente de la CE, Jean-Claude Juncker, el pasado 9 de septiembre en su discurso sobre el estado de la Unión ante el Parlamento Europeo (PE) y que lamisma ha sido respaldada en varias ocasiones por los ministros de Interior de la UE. Schinas evitó dar más detalles porque las negociaciones sobre la propuesta continúan y solo concluirán una vez dé su apoyo el colegio de comisarios europeos el próximo 15 de diciembre, tras lo cual la Comisión hará pública la medida.

Fuentes comunitarias explicaron que el objetivo es dar a la CE el poder de proponer el despliegue de guardas fronterizos europeos en las demarcaciones de un país cuando lo considere necesario. Según la legislación actual, la defensa de los límites exteriores de la UE es competencia exclusiva de las autoridades nacionales y el despliegue de los llamados equipos de intervención rápida en las fronteras (RABIT), que incluyen guardias fronterizos de otros Estados miembros, solo puede hacerse si el país afectado lo solicita expresamente.

El flujo de refugiados hacia la Unión Europea ha puesto a prueba las políticas migratorias y fronterizas de sus países miembros.

El flujo de refugiados hacia la Unión Europea ha puesto a prueba las políticas migratorias y fronterizas de sus países miembros.

Reforzando a Frontex

Conforme a la iniciativa del Ejecutivo comunitario, un grupo de expertos evaluará la situación en la frontera de un Estado que plantee problemas y luego la CE realizará una propuesta para el despliegue de los efectivos. Esta recomendación se aprobaría en un comité con técnicos de los veintiocho socios, en el que solo se detendría la propuesta si existiera una mayoría en contra. Para que la medida de la Comisión salga adelante, antes tiene que ser aprobada por mayoría cualificada en el Consejo de la UE y respaldada por la Eurocámara.

Dada la reticencia mostrada por los Estados miembros a la hora de ceder soberanía nacional en estas cuestiones, es posible que la propuesta sea modificada durante el proceso legislativo. Para habilitar este cuerpo europeo de guardia, Bruselas sugerirá aumentar el personal de la agencia europea de control de las fronteras exteriores (Frontex) y duplicar su presupuesto. En concreto, elevar de 400 a 1.000 los trabajadores que hay en las oficinas de la agencia y crear una reserva de 1.500 personas que estarían en los Estados miembros hasta que se solicitara su apoyo, en cuyo caso deberían estar disponibles en dos o tres días, y a la que los Veintiocho estarían obligados a contribuir.

La CE también presentará el martes un mecanismo voluntario de admisión humanitaria para los refugiados en Turquía, así como una revisión "muy concreta" del código de fronteras de Schengen para permitir el control sistemático de ciudadanos europeos y cotejar su identidad con las bases de datos nacionales y europeas, explicó la portavoz comunitaria Natasha Bertaud. Fuentes comunitarias apuntaron a que la CE también presentará su informe sobre el estado de Schengen y la evolución de los centros de registro de identificación y toma de huellas dactilares en Grecia e Italia, junto a una armonización de los documentos de viaje europeo para facilitar la readmisión de inmigrantes irregulares sin derecho a asilo por sus países de procedencia.

ERC ( EFE / Deutschlandfunk )