1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

Pronóstico: más borrasca

La necesidad de dar al Partido Socialdemócrata Alemán un perfil electoral más fuerte ha causado división interna. En esquinas contrarias combaten el líder del SPD y el vicecanciller de la Gran Coalición.

default

Kurt Beck, líder del SPD.

La cúpula del Partido Socialdemócrata Alemán (SPD) debate desde hace semanas sobre las reformas conocidas como Agenda 2010, e implementadas por el anterior gobierno del canciller Gerhard Schröder. En el fondo, se discute cómo y con quién podrá dicho partido remontar la crisis electoral por laque atraviesa, de cara a las próximas elecciones federales.

Schröder, flexible

Así, el Freie Presse, de Chemnitz, dice lo siguiente: “Incluso el padre de las reformas, Gerhard Schröder, se mostró flexible y no concibió a la Agenda 2010 como un decálogo inamovible. El antiguo canciller entendió, al contrario que el actual vicecanciller Franz Münterfering, que no se puede ir contra el ánimo del partido y del electorado. Si este funcionario no cede en su pretensión de sacar adelante la Agenda 2010 a toda costa, saldrá como gran perdedor en el congreso de su partido. El presidente del partido, Kurt Beck, es conocido como “el Buda con cinturón explosivo”. Pero incluso con mecha larga hay explosiones de vez en cuando.”

El ganador: Kurt Beck

El Braunschweiger Zeitung también considera que, en esta pugna, es Kurt Beck el que sale fortalecido: “Para algunos contemporáneos, resultará casi una diversión el observar una vez más al SPD sumido en una crisis, un dilema o al borde de un abismo, puesto que dichos escenarios venden bien desde el punto de vista político. Pero en el fondo se discute sobre el Estado social alemán. Münterfering y Beck tienen cada cual su propia solución ala aplicación de los principios sociales consagrados en la Constitución. Parece que Beck lleva las de ganar con su interpretación.”
Aktuelle Stunde zu Schröders Engagement bei Gasprom, Franz Müntefering

El vicecanciller Franz Münterfering.


Münterfering no es Lafontaine

Desde Múnich, el Süddeutsche Zeitung opina: “Sin la tosudez del vicecanciller, la victoria de Kurt Beck sería menos triunfal, y también sería menos llamativo el intento de éste por dar al SPD un nuevo perfil social a fin de desplazar al partido La Izquierda. Pero la tan celebrada terquedad de Münterfering aun puede rendir mayores dividendos a los socialdemócratas; esto, claro, a menos de que el vicecanciller pierda los nervios y arroje la toalla. En ese caso, habría un cisma en el SPD, y la Gran Coalición comenzaría a tambalearse. Esto no es de esperarse. Münterfering no es ningún Lafontaine.”

Pronóstico: más borrasca

Finalmente, el Lübecker Nachrichten vaticina que no habrá un pronto final a esta lucha en la cúpula del SPD: “La relación entre los dos hombres más importantes del Partido Socialdemócrata ha quedado dañada de manera irremediable. El vicecanciller no arrojará la primera piedra porque no quiere pasar a la historia como Franz Lafontaine. Así que Beck y Münterfering deberán verse las caras, cosa que no soportan. Habrá más borrasca al interior del SPD.”