Profesiones de más prestigio | Eurodinámica | DW | 15.04.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Eurodinámica

Profesiones de más prestigio

¿Cuáles son las profesiones más respetadas en Alemania? El Instituto para Demoscopía de Allensbach analiza desde hace 45 años las preferencias laborales de los alemanes.

default

Los médicos baten todos los récords de popularidad en Alemania.

Desde hace más de cuatro décadas investigadores del Instituto para Demoscopía en Allensbach hacen sondeos para detectar cuáles son los profesionales que gozan de mayor prestigio en Alemania. Ahora acaba de ser presentado el informe actual, cuyos resultados no coinciden necesariamente con lo que supone este muchacho: “seguramente el presidente o el canciller están bien arriba en la escala de popularidad”

La muchacha que lo acompaña opina que "deben ser los gerentes, porque son los que ganan la mayor cantidad de dinero. El presentador de televisión viene en todo caso después del gerente, porque nadie sabe cómo llegar a ser presentador. Para ser gerente está claro que hay que estudiar administración de empresas”.

Estos chicos y chicas sueñan con llegar a trabajar algún día como presentadores de televisión y radio. Para ello participan de un taller en la Deutsche Welle. El hecho de que su profesión soñada sea apreciada únicamente por el cuatro por ciento de los alemanes resulta frustrante.

Sin embargo, el periodismo en general ha logrado una mayor aceptación entre la población, respecto al último sondeo, en 2008. Mientras que en aquel entonces solamente el once por ciento de los ciudadanos nombraba al periodismo entre las profesiones más respetadas, hoy ya es el 17 por ciento. Pero los periodistas estamos aún muy lejos de alcanzar la aceptación de los maestros, que ocupan el tercer puesto de popularidad en Alemania.

Presentadores de TV en último lugar

Otra joven participante del taller recuerda los sabios consejos que le solía dar su madre: “¡Maestro! Mi mamá siempre lo dijo: maestro, ese es un buen trabajo. Uno tiene mucho tiempo libre, gana bien y si tienes un bebé, puedes reintegrarte rápidamente al trabajo. ¡Pero nunca pensé que el presentador de televisión estuviera en último lugar!”

Quizás sirva como consuelo a los presentadores que comparten el último puesto con banqueros y políticos. Y es que los hombres y mujeres, que rigen el quehacer político en el país, no son nada populares. Pero esto no sorprende a jóvenes, futuros periodistas, como este muchacho: "¡Ser po lítico es un trabajo soñado! Hablar mucho, trabajar poco, ganar mucho dinero y jubilarse pronto. Pero, como los políticos nunca cumplen lo que prometen, tampoco son muy reconocidos.”

No sólo los alemanes son duros con sus políticos. Su prestigio ha ido en declive en el mundo entero. La Sociedad de Investigación de Mercado (GfK), la compañía más grande de este tipo en Alemania y la quinta a nivel mundial, presentó en 2010 un estudio al respecto. Según éste, únicamente en los Países Bajos los políticos no están totalmente desacreditados. Y aún hay más coincidencias que trascienden fronteras. La profesión más respetada internacionalmente es la del médico.

En Alemania los caballeros y damas de túnicas blancas son considerados los profesionales más populares desde 1966, año en el cual el instituto de investigación de Allensbach hizo este sondeo por primera vez.

¿Quién es más popular? ¿Médicos o ingenieros?

Aunque hay quienes opinan que el primer puesto lo merecerían otros científicos, como es el caso de este joven: “Yo ubicaría al ingeniero en un puesto más alto que el médico, porque le tengo un mayor respeto a esa ciencia. Y porque la investigación tiene mucho nivel en Alemania. Y quien la representa es el ingeniero.”

Los ingenieros son los claros ganadores de este último informe. En el mismo alcanzaron el segundo mayor grado de popularidad jamás registrado: uno de cada tres alemanes dice tener gran respeto por esta profesión. Este éxito se debe seguramente a la gran demanda de ingenieros en el mercado laboral y a la importancia de estos profesionales para la economía alemana.

En cambio, la reputación de sacerdotes y eclesiásticos en general ha sufrido notablemente en los últimos dos o tres años. En estudios anteriores el religioso solía ubicarse en el segundo lugar, después del médico. En el informe actual alcanzó solamente el séptimo puesto. Ya no es más el 39 por ciento de la población el que cuenta a los sacerdotes entre los profesionales más respetados. Ahora sólo el 28 por ciento de los alemanes respetan especialmente a los representantes de las iglesias. Los más recientes escándalos de abuso sexual dentro de la iglesia católica seguramente influyeron en esta caída en la popularidad.

Autora: Valeria Risi

Editor: Pablo Kummetz / Rosa Muñoz Lima

Enlaces externos