1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Prodi gana primera votación de confianza

El gobierno del primer ministro italiano, Romano Prodi, ganó la primera de los dos votaciones de confianza a las que anunció someterse: 326 diputados respaldaron al primer ministro, frente a los 275 que le negaron su apoyo.

Sin embargo, la coalición de centro-izquierda, que lucha por su supervivencia política con estas votaciones, apenas tiene posibilidades de salir airosa de la votación prevista para mañana en el Senado, donde los ocho partidos que ahora la integran -tras la retirada el lunes de UDEUR- no cuentan con mayoría.

Círculos del gobierno comentaron hoy que Prodi está considerando anular la petición de confianza al Senado, pues una derrota podría desencadenar la formación de un gobierno de transición o la convocatoria de nuevas elecciones.

En la mañana, Prodi se reunió con el presidente Giorgio Napolitano, quien, según reportes de prensa que citan fuentes no identificadas, le sugirió al primer ministro anular la votación de confianza en la Cámara Alta. No hubo una confirmación oficial de esta noticia.

Previo a la votación, el líder de la oposición italiana y ex jefe de gobierno Silvio Berlusconi volvió a insistir hoy en Roma en celebrar elecciones anticipadas, en vista de un posible fracaso de la coalición de centro-izquierda.

Berlusconi sostuvo que no es necesario reformar el derecho electoral antes de concurrir a las urnas, como se prevé hacer con un referéndum en primavera, ya que las encuestas otorgan a la derecha una ventaja de hasta el 15 por ciento.

Entretanto, Napolitano consideró que su país se encuentra en una fase de "crisis aguda e incertidumbre política", según dijo hoy en Roma durante la conmemoración del 60 aniversario de la Constitución republicana italiana, en la Cámara baja del Parlamento italiano antes de la votación.

El presidente, con un papel más bien ceremonial, pero muy respetado, comentó que sin una renovación común el país se encuentra ante un grave peligro.

Berlusconi pidió al presidente que no acepte en ningún caso que Prodi llegue a salir airoso de la votación de confianza en el Senado sólo gracias a los votos a favor de los senadores vitalicios.

Los italianos votarán en la primavera sobre una reforma del derecho electoral, con el objetivo de fortalecer a los grandes partidos para hacer el país más gobernable y no tan dependiente de los apoyos de los partidos menores.

Los pequeños grupos de la actual coalición de nueve partidos que forman el gobierno temen verse perjudicados por la reforma y quedar al margen. Sobre todo se criticaron actualmente los contactos entre Berlusconi y el jefe del nuevo partido de centro-izquierda Partido Democrático PD, Walter Veltroni.

Veltroni aboga por un gobierno de transición post-Prodi para sacar adelante la reforma con Berlusconi antes de convocar nuevas elecciones, publicó hoy el diario "Il Foglio".