1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Proceso contra Marine Le Pen por incitación al odio

La líder del partido de extrema derecha francés Frente Nacional, Marine Le Pen, enfrenta desde hoy un proceso ante un tribunal de Lyon por incitación al odio y a la discriminación.

La presidenta del ultraderechista Frente Nacional (FN), Marine Le Pen, tuvo que responder hoy ante el Tribunal Correccional de Lyon por unas declaraciones en las que comparó el rezo de musulmanes en la calle en París con la ocupación de Francia por los nazis en la Segunda Guerra Mundial.

La dirigente política de 47 años, hija del ultraderechista Jean-Marie Le Pen, acudió a la corte para defenderse de las acusaciones y aseguró en declaraciones a los periodistas antes del comienzo de la vista que no ha violado ninguna ley.

Las acusaciones se refieren a unas declaraciones de 2010, cuando Le Pen comparó a los musulmanes rezando en las calles con los nazis que ocuparon Francia durante la Segunda Guerra mundial. La inmunidad parlamentaria de la que disfrutaba le fue retirada en 2013 debido a este proceso. En el caso de que haya condena, ésta podría ascender a un año de prisión y 45.000 euros de multa.

Declaraciones de Le Pen

"Soy una mujer honesta, soy dirigente política, soy la presidenta del primer partido de Francia, represento a millones de franceses: ser arrastrada así ante un tribunal correccional por asociaciones (...) fuertemente subvencionadas y que son el brazo armado del sistema es desagradable e incluso vergonzoso", dijo.

La líder ultraderechista, que se tuvo que sentar en el banquillo por primera vez por el cargo de incitación a la discriminación, a la violencia o al odio contra un grupo religioso por razón de su credo, advirtió de que, si fuera condenada, ello causaría "indignación en el pueblo francés".

La también eurodiputada Le Pen, que antes de lanzarse a la carrera política ejerció como abogada especializada en delitos de opinión, insistió hoy ante el tribunal en que no cometió "ninguna infracción" y precisó que en su controvertido discurso condenó los rezos en la calle al margen de una u otra religión, y no específicamente los de los musulmanes.

Desde que sustituyera a su padre al mando del Frente Nacional en 2011, Le Pen está tratando de mostrar una imagen menos radical de la ultraderecha francesa.

ER (dpa, efe, afp)

DW recomienda