1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciencia y Ecología

Procesadores más económicos para aviones y automóviles

Industria y ciencia de España, Francia, Inglaterra, República Checa, Holanda y Alemania unidas se unirán en un nuevo chip. Así lo promete un proyecto coordinado por informáticos de Augsburgo.

default

En proyectos pilotos, Airbus podrá a prueba el trabajo de MERASA

Informáticos de Augsburgo coordinan un proyecto paneuropeo. Empresas e institutos científicos de España, Francia, Reino Unido, República Checa, Holanda y Alemania buscan la manera de que autos y aviones sean más económicos y más seguros. ¿Cómo? Optimizando la labor, en tiempo real, de las Multicore execution of hard real time application, las unidades electrónicas de control responsables de los sistemas de ABS o que regulan el consumo de combustible de un auto, por ejemplo.

MERASA se llama el proyecto que se ha hecho, por concurso, acreedor a los 2,1 millones de euros del séptimo programa marco del Fondo para la Ciencia y la Investigación de la Unión Europea. Se trata de desarrollar –en un esfuerzo mancomunado de industria y ciencia- un procesador europeo que supere el rendimiento de los procesadores que se usan hasta el momento.

Un prototipo en tiempo real

Lo que MERASA pretende es lograr introducir en un solo chip diversos procesadores, utilizando la tecnología multicore. “En la Universidad de Augsburgo vamos a desarrollar junto con colegas del Barcelona Supporting Center las estructuras del procesador en tiempo real y las vamos a implementar en un prototipo. A la vez desarrollaremos el software del sistema operativo en tiempo real”, explica Theo Ungerer, especialista en informática de sistemas y catedrático de la Universidad de Augsburgo.

Infineon wird zerschlagen

Infineon acompaña el proceso

Empresa y ciencia unidas

Para garantizar la capacidad de trabajar en tiempo real, el proyecto requiere de instrumentos de software de cálculo, de los cuales se encargarán investigadores de la Universidad Paul Sabatier en Toulouse y la empresa británica Rapita Systems. Y para asegurar un proceso óptimo de transferencia y aplicación, el proyecto incluye desde el principio al usuario. La empresa checa Honeywell se encargará de adecuar el nuevo procesador a sistemas de autos y aviones. Luego las empresas Airbus Francia, la Agencia Espacial Europea, Infineon (Múnich,Bristol) y NXP (Einhoven) los probarán en proyectos pilotos.

“Esta integración de empresas de renombre de diversos Estados europeos prueba lo ambicioso de nuestro proyecto”, declara entusiasmado Ungerer. El suyo es uno de los 17 proyectos -de los ramos de la biotecnología, la nanotecnología, la energía, el medio ambiente y la aeronáutica- que serán patrocinados con fondos europeos durante los próximos tres años.

DW recomienda