1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Procesado en España el presunto jefe de ETA por atentado de T4

La Justicia española procesó al presunto jefe militar de ETA, Mikel Garikoitz Aspiazu, alias "Txeroki", detenido la semana pasada en Francia, por ordenar el atentado que en diciembre de 2006 costó la vida a dos ecuatorianos en el aparcamiento de la T4 del aeropuerto de Madrid-Barajas.

El procesamiento del presunto jefe militar de ETA en España supone el primer paso para solicitar a Francia su entrega.

Con ese ataque terrorista, la organización separatista vasca rompió de facto una tregua iniciada meses antes, que llevó a un diálogo con el gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero.

Junto a "Txeroki", el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz procesó a otros cuatro presuntos etarras -Joseba Aranibar, Mikel San Sebastián, Igor Portu y Mattin Sarasola- por los asesinatos de Carlos Alonso Palate y Diego Armando Estacio, además de 68 delitos de lesiones y estragos terroristas. Todos menos Aranibar fueron ya detenidos. Conformaban el llamado "comando Elurra", que llevó a cabo el atentado.

"Txeroki" y Aranibar están acusados además por el secuestro del conductor de la furgoneta empleada en el atentado.

Según el juez Pedraz, "Txeroki" ordenó en el verano español de 2006, en plena tregua, el atentado que tuvo lugar el 30 de diciembre de 2006.

Garikoitz Aspiazu, de 35 años, era el terrorista más buscado de España. Su arresto se produjo la madrugada del lunes de la semana pasada en un apartamento del suroeste de Francia. Junto con él fue arrestada la presunta etarra Leire López Zurutiza.

A "Txeroki" se le achaca haber ordenado todas las acciones terroristas perpetradas por ETA en los pasados cinco años. Esos atentados costaron la vida a siete personas, entre ellos los dos ecuatorianos muertos en el aparcamiento del aeropuerto de Madrid. En España tiene pendiente 22 acusaciones, por las que podría ser condenado a 40 años de cárcel.