1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Prisión para la exjefa de inteligencia del Gobierno de Uribe

Pilar Hurtado, exjefa del servicio secreto colombiano, y Bernardo Moreno, exsecretario de la presidencia, fueron hallados culpables de espionaje a defensores de derechos humanos, periodistas, políticos y magistrados.

El magistrado Fernando Castro, que está cargo del caso, indicó que a Bernardo Moreno, exsecretario de la Presidencia, se le concede la detención domiciliaria debido a que durante el proceso permaneció en el país, asistió a todas las audiencias, y colaboró con la Justicia. Pilar Hurtado, que huyó a Panamá en 2010 y permaneció allí hasta enero pasado, será enviada a una cárcel. Tras obtener asilo político en aquel país, se convirtió en prófuga de la Justicia colombiana. Ambos fueron hallados culpables de espiar ilegalmente a defensores de derechos humanos, periodistas, políticos y magistrados.

La sentencia rebaja la pena pedida inicialmente por la Fiscalía, que el pasado 5 de marzo solicitó 20 años de cárcel para Hurtado por el escándalo de las escuchas ilegales, ocurrido entre agosto de 2007 y octubre de 2008, periodo durante el cual dirigió el ahora desaparecido Departamento Administrativo de Seguridad (DAS). Hurtado, que fue expulsada de Panamá el pasado 31 de enero, fue condenada por los delitos de falsedad ideológica en documento público, malversación por apropiación, actos arbitrarios e injustos, concierto para delinquir y abuso de función pública. Moreno, en tanto, fue condenado por concierto para delinquir, varios delitos de violación ilícita de comunicaciones, abuso de función pública y de autoridad por actos arbitrarios e injustos.

Reacción de la FIDH

La Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) celebró hoy (30.04.2015) la condena a 14 años de cárcel dictada contra Pilar Hurtado. "Esta condena ejemplarizante de dos altos exfuncionarios colombianos confirma el sistema de espionaje, persecución, hostigamiento y amenazas contra opositores, magistrados, periodistas y defensores de derechos humanos, concebido y estructurado desde la más alta esfera del Gobierno de Alvaro Uribe Vélez (2002-2010)", declaró la FIDH en un comunicado.

MS (dpa/rtrla/efe)