Primo de Claudia Schiffer es nuevo presidente de los Piratas | Europa | DW | 27.08.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Primo de Claudia Schiffer es nuevo presidente de los Piratas

Un primo de la famosa exmodelo Claudia Schiffer fue elegido este sábado (27.08.2016) presidente del Partido Pirata. El diseñador de medios interactivos Patrick Schiffer, de 43 años, obtuvo el 59,2 por ciento de los votos de los 300 delegados que asistieron a un congreso federal. La agrupación, que causó furor en el electorado joven en 2011, aspira a recuperar terreno en los comicios generales del próximo año.

En un discurso muy combativo, Schiffer sostuvo que los Piratas no habían sabido destacar sus cualidades y defender sus valores e ideas. Anunció el lanzamiento de campañas para promocionar los objetivos de la formación. Aun cuando el partido tenga la imagen de afín a las nuevas tecnologías, es importante resaltar las competencias en materia social, dijo Schiffer. La agrupación puede aportar ideas valiosas precisamente en materia de seguridad social y puestos de trabajo en la era de la digitalización, precisó.

“Quiero transmitir hacia afuera una gama de temas más amplia”, explicó el nuevo líder partidista a la prensa tras ser elegido presidente. Tras un comienzo fulminante en 2011, el Partido Pirata ha ido perdiendo una elección tras otra. En la actualidad ocupan escaños en los Parlamentos regionales de Berlín, Renania del Norte-Westfalia, Schleswig-Holstein y el Sarre. También ha caído su número de afiliados.

“Tenemos unos 400 representantes en todo el país y unos 12.000 afiliados”, recordó Stefan Körner, quien perdió la votación a la presidencia a favor de Schiffer. El número de militantes es muy inferior al que la formación tenía en el año 2012, cuando contaba con unos 35.000. El Partido Pirata se fundó en Alemania en el año 2006 siguiendo el modelo del “Piratpartiet” de Suecia. Su despegue se produjo en el año 2009 cuando consiguió más de 200.000 votos en las elecciones al Parlamento Europeo, aunque no logró obtener un escaño.

Desde ese momento, su voz se fue haciendo cada vez más habitual en el debate político de Alemania a través de un programa que triunfaba mayormente entre la gente joven, dado que desafiaba a la vieja política del país. Los piratas defendían mayores derechos para los ciudadanos, más transparencia, una democracia más directa y un intercambio libre de conocimiento a través de Internet. (dpa)