Primeras consultas germano-chinas: entre economía y derechos humanos | Política | DW | 27.06.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Primeras consultas germano-chinas: entre economía y derechos humanos

Tras visitas a Hungría y Reino Unido, el primer ministro chino llegó a Alemania, para las primeras consultas chino-germanas de la historia. Ambas economías se frotan las manos. Activistas de derechos humanos reclaman.

Chinas Ministerpraesident Wen Jiabao und Bundeskanzlerin Angela Merkel (CDU) geben sich am Montag (27.06.11) in Berlin vor der Liebermann-Villa am Wannsee zur Begruessung die Hand. Merkel trifft ihren Amtskollegen zu den ersten deutsch-chinesischen Regierungskonsultationen. (zu dapd-Text) Foto: Michael Gottschalk/dapd

Angela Merkel recibió a Wen Jiabao.

Por apenas 24 horas el primer ministro chino, Wen Jiabao, y una buena parte de su gabinete visitarán Berlín. 13 ministros acompañan a Wen Jiabao en las primeras consultas chinos-germanas desde que ambos países retomaran relaciones diplomáticas hace casi cuatro décadas. El encuentro coincide con la celebración del sexto foro chino-germano de cooperación económica y tecnológica.
El Gobierno alemán sólo realiza estos encuentros de gabinetes con otros siete países: Francia, Italia, Israel, India, Polonia, Rusia y España. Luego del recibimiento en círculo cerrado, ambos gabinetes abrirán negociaciones el martes en la sede del Ministerio de Economía. La canciller Angela Merkel recibirá a continuación a Wen en la Cancillería, con honores militares. En la tarde, el líder chino se encontrará con el presidente federal Christian Wulff.
“Enormes oportunidades”
(090623) -- TIANJIN, June 23, 2009 (Xinhua) -- Photo taken in north China's port city of Tianjin on June 23, 2009 shows the first China-assembled A320 Airbus jet. Airbus delivered its first China-assembled A320 jet on Tuesday in Tianjin, the base of the manufacturer's only final assembly line outside Europe, The plane was delivered to Beijing-based Dragon Aviation Leasing, which will lease it to Sichuan Airlines for operation. (Xinhua/Liu Haifeng) (cy)

Airbus espera un gran pedido...

Sin dudas, las empresas alemanas sacarán partido de esta nueva etapa de relaciones con la segunda economía mundial, que creció un 10,3 por ciento en 2010. A “enormes oportunidades” se refirió el ministro alemán de Economía, Philipp Rösler. De “un nuevo comienzo” habló el embajador chino en Berlín, Wu Hongbo –en alusión indirecta a las tensiones diplomáticas provocadas por el recibimiento de la canciller, Ángela Merkel, al Dalai Lama en 2007, en Berlín.

Pero ya el año pasado las relaciones diplomáticas vieron un claro avance: la visita de Merkel a Pekín y Xi’an, acompañada de una importante delegación de la industria. En este nuevo encuentro, Alemania espera que China cierre contratos millonarios con empresas como BASF, Siemens, Daimler y VW.
China podría encargar cerca de 60 aviones A320 a Airbus, por valor de 5.000 millones de dólares, dijeron fuentes cercanas a las negociaciones; pero los acuerdos podrían verse amenazados por diferencias entre Pekín y Europa en torno a normas de emisión de carbono. Al menos es lo que teme la industria tras demoras en un pedido de 3.800 millones de dólares en aviones gigantes en la Feria Aérea de París.
En 2010, Pekín, primer exportador mundial, fue también el primer proveedor para la primera potencia económica europea, Alemania. Un 9,5 por ciento de las importaciones germanas vinieron de China (sobre todo electrónicos y textiles, por 76.500 millones de euros). China, por su parte, fue el séptimo receptor de Alemania, el segundo exportador mundial. Un 5,6 por ciento de las exportaciones germanas llegaron a China (sobre todo maquinaria, vehículos y productos químicos, por 53.600 millones de euros).
20.700 millones de euros ha invertido Alemania en China, dijo un vocero gubernamental germano a la agencia de noticias dpa. Así que China, que –pese a las alarmas lanzadas desde varios sectores por su rápida expansión mundial– sólo tiene invertidos 600 millones en Alemania, tendrá que “ponerse las pilas”.
Activist artist Ai Weiwei gestures while speaking to journalists gathered outside his home in Beijing, China, Thursday, June 23, 2011. Ai, the most high-profile target of a sweeping crackdown on activists in China, has returned home late Wednesday after nearly three months in detention. The official Xinhua News Agency said Ai confessed to tax evasion, accusations his family had long denied and which activists had denounced as a false premise for detaining him. (Foto:Ng Han Guan/AP/dapd)

El caso de Ai Weiwei podría centrar las conversaciones sobre derechos humanos.

¿Relaciones comerciales vs. DD.HH.?

La reciente liberación del artista plástico Ai Weiwei y otros disidentes chinos “facilita todo”, ironiza la edición online del semanario Spiegel. No obstante, la llegada de Wen Jiabao encendió el debate entre organizaciones defensoras de derechos humanos en Alemania. Que Angela Merkel aborde el tema públicamente y no tras puertas cerradas, pidieron representantes de Amnistía Internacional.
“Si se quiere avanzar, no es adecuado tratar casos individuales públicamente”, dijo un alto diplomático de Berlín a la agencias de noticias dpa. El ministro de Exteriores, Guido Westerwelle, sin embargo, ha prometido tratar el caso de Weiwei, impedido de moverse de Pekín o comentar su propio caso.
“Abriendo el comercio en ambas direcciones”
Chinese Premier Wen Jiabao, left, walks with British counterpart David Cameron, right, following an honour guard at the Foreign Office in London, Monday, June 27, 2011. Britain says the U.K. and China are sealing trade deals worth 1 billion pounds (US$1.6 billion) at a summit between national leaders. (Foto:Andy Rain, pool/AP/dapd)

También en China se mencionaron los derechos humanos y se cerraron negocios millonarios.

El tema de los derechos humanos en China tuvo un vago espacio también durante este último día de visita del primer ministro Wen Jiabao al Reino Unido. Ante la solicitud del primer ministro británico, David Cameron, Wen pidió respeto para las diferencias históricas y culturales de ambos países y aseguró que su país se halla avanzando en reformas políticas.

El gigante asiático abrió su mercado a mayores inversiones británicas y quiere invertir más en ese país, informó Cameron. China y Reino Unido cerraron acuerdos comerciales por 1.400 millones de libras esterlinas (2.200 millones de dólares), además de fijar la intención de impulsar el comercio bilateral hasta 100.000 millones de dólares hasta 2015. Mientras Wen reiteró su promesa de seguir invirtiendo en bonos de deuda europea, Cameron señaló que Europa no debe temer la competencia económica, sino "abrir el comercio en ambas direcciones”.
Autora: Rosa Muñoz Lima (dpa, afp)
Editora: Emilia Rojas Sasse

DW recomienda